Premio a la altura del pensamiento.

Frei Betto, con los «pobres de la tierra»

Diálogo  en las vísperas de un suceso trascendental

Orlando Ruiz Ruiz.

Con orgullo disfruto el privilegio de reproducir en estas páginas las reflexiones de un hombre esencial de nuestro tiempo, Carlos Alberto Libânio Christo, el intelectual brasileño a quien todos identificamos sencillamente como Frei Betto. Más de medio siglo de bregar en favor de los ideales más puros y de aporte ininterrumpido a la preservación de la cultura de nuestros pueblos lo sitúan entre las figuras más prominentes del pensamiento universal.

Literato hecho en la forja de un entorno propicio al bien hacer y teólogo apegado a las más genuinas virtudes del evangelio de Cristo, Betto convirtió el púlpito en trinchera de denuncia, la oración en exigencia de justicia y la literatura en campo de batalla. La semana próxima este latinoamericano de excepción recibirá en La Habana el Premio José Martí de la UNESCO, un reconocimiento a la altura de su dimensión revolucionaria.

En medio de las premuras, antes de emprender viaje, tuvo la especial deferencia de dar respuesta a mis interrogantes.

¿Qué importancia y significado tiene para usted la celebración de la III Conferencia Internacional sobre el Equilibrio del Mundo? ¿Cómo aprecia el hecho de que este evento tenga a Cuba como escenario?

Cuba es el sitio adecuado para abrigar la III Conferencia Internacional sobre el Equilibrio del Mundo. Este país es precisamente el factor de equilibrio de América Latina y el Caribe.
Sigue leyendo

Revelan en EU más planes para desestabilizar al gobierno cubano.

 El programa de “democracia” para Cuba promovido por el gobierno estadunidense es una “actividad operacional” que requiere “discreción continua” en el marco de varios “planes de transición” que Washington contempla en su esfuerzo contra el régimen del presidente Raúl Castro, según documentos oficiales estadounidenses divulgados hoy por el National Security Archive.

Los escritos oficiales dados a conocer hoy fueron presentados ante un tribunal como parte de un caso legal promovido por Alan Gross, el contratista encarcelado en Cuba en 2009 por intentar trasladar de manera clandestina equipos de comunicaciones a Cuba. Gross y su esposa Judy interpusieron una demanda el año pasado contra la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Development Alternatives Inc (DAI), este último su empleador cuando fue arrestado en la isla y uno de los principales contratistas de la Usaid, acusándolos de que fallaron en prepararlo, capacitarlo y supervisarlo de manera adecuada ante los peligros de las actividades a que fue enviado a la isla.

Los textos fueron presentados ante el tribunal por el DAI la semana pasada. Uno, marcado como “confidencial”, revela que en una reunión entre el DAI y la USAID, en agosto de 2008, funcionarios del Programa para la Democracia en Cuba y Planeación de Contingencias relatan a la empresa contratista que la “USAID no está informando a los cubanos cómo o por qué necesitan una transición democrática, sino que la agencia desea otorgar la tecnología y los medios para comunicar la chispa que podría beneficiar a la población”, y que el programa tenía la intención de “establecer una base desde donde los cubanos podrían ‘desarrollar visiones alternativas del futuro’”.

En el mismo documento se señala que “el gobierno de Estados Unidos tiene entre cinco y siete diferentes planes de transición” para Cuba, y que el programa no contempla redactar otro. Agrega que ello “no es un proyecto analítico, sino una actividad operacional”.

Sigue leyendo

Raúl Castro, el verdadero disidente.

 Por Salim Lamrani

 
Contrariamente a una idea ampliamente difundida, particularmente en Occidente, el debate crítico está presente en la sociedad Cuba. Así, el crítico más virulento del país se llama Raúl Castro.
En Occidente, Cuba es representada como una sociedad cerrada sobre sí misma, donde el debate crítico es inexistente y la pluralidad de las ideas prohibida por el poder. En realidad, Cuba está lejos de ser una sociedad monolítica que compartiría un pensamiento único. En efecto, la cultura del debate se desarrolla cada día más y la simboliza el Presidente cubano Raúl Castro que se ha convertido en el primer crítico de las vicisitudes, contradicciones, aberraciones e injusticias presentes en la sociedad cubana.
La necesidad de cambio y del debate crítico
En diciembre de 2010, en una intervención ante el Parlamento cubano, Raúl Castro tuvo un discurso más alarmista y puso al gobierno y a los ciudadanos frente a sus responsabilidades: “O rectificamos o ya se acabó el tiempo de seguir bordeando el precipicio, nos hundimos, y hundiremos”. [1] También agregó poco tiempo después: “es imprescindible romper la colosal barrera sicológica que resulta de una mentalidad arraigada en hábitos y conceptos del pasado”. [2]
Raúl Castro también fustigó la debilidad del debate crítico en Cuba. También fustigó los silencios, la complacencia y la mediocridad. Lanzó un llamado a más franqueza. “No hay que temerle a las discrepancias de criterios […], las diferencias de opiniones, que […] siempre serán más deseables a la falsa unanimidad basada en la simulación y el oportunismo. Es por demás un derecho del que no se debe privar a nadie”. Castro denunció “el exceso de secretismo a que nos habituamos durante más de 50 años” para ocultar errores, fallos y yerros. “Es necesario cambiar la mentalidad de los cuadros y de todos los compatriotas”, agregó [3].
Sobre los medios, dijo lo siguiente:

Reflexiones en torno a la vigencia de la necesidad histórica del Partido Comunista de Cuba (Tercera Parte).

 Por el Dr.C. Alfonso Alonso Fránquiz. Profesor del Departamento de Marxismo y Miembro de la Dirección del Comité del PCC en la UMCC.

Sostenemos que el mundo ha venido cambiando vertiginosamente en las últimas décadas y con él el pensamiento y modo de actuación de las grandes mayorías de la población de la tierra. También sostenemos que lo que no ha cambiado es la esencia clasista, depredadora y militarista del Imperialismo, tanto a escala Nacional como Global. Han cambiado los medios y muchos de los métodos pero la esencia y las vías fundamentales de dominación no han cambiado. Sólo la acción combativa de las grandes mayorías irredentas y necesitadas de “una nueva oportunidad sobre la tierra”; dirigidas por vanguardias políticas auténticamente revolucionarias, ajenas a adoctrinamientos banales y separados de los modos de actuación que la vida aconseja, serán los actores de los cambios  que ya se están gestando en muchas latitudes del mundo.

Nada se consigue fácil en la praxis revolucionaria. La toma de conciencia de amplias masas es un escabroso proceso lleno de avances y retrocesos; no ajenos tampoco a errores y desviaciones de la ruta principal pues de lo que se trata es de transitar un camino inédito, y donde la construcción de un nuevo modelo de desarrollo socio económico y político contiene el objetivo destructivo-edificador. ¿Hasta dónde subvertir todo lo anteriormente edificado por la sociedad que pretendemos superar dialécticamente? ¿Qué valores, motivaciones y nuevas necesidades van a constituirse como referentes paradigmáticos de la nueva sociedad en construcción?

No basta con sólo conocer lo que queremos negar, es preciso investigar hacia lo profundo del tejido social para calar hondo en las matrices nuevas del desarrollo social. Una vez echada a andar la Revolución socialista con la toma del poder político sea por una u otra vía, lo fundamental –tal como el Che lo expresara en el Socialismo y el Hombre en Cuba – es que la dialéctica de su desarrollo no se detenga, y que el espíritu revolucionario de su vanguardia revolucionaria no se nos embote.

Sigue leyendo

Análisis del artículo “El asesinato de Mella”.

Por Eduardo

Hace algún tiempo ya, en enero de 2011, un colaborador del blog “La Joven Cuba” envió al mismo un post titulado “El asesinato de Mella”. El trabajo fue publicado en la sección “Cartas a La Joven Cuba”, que habilitaron mis compañeros para presentar cualquier colaboración que se apartara de la línea editorial del blog.
Ese mismo día expresé mi desacuerdo con la tesis que manejaba el autor del artículo sobre un suceso tan doloroso e importante para la historia de Cuba, como lo constituyó el asesinato del fundador del primer Partido Comunista de Cuba, Julio Antonio Mella. Ahora reproduzco mi respuesta en “El Blog de Edu”.
Respuesta publicada en La Joven Cuba.
Como teoría folletinesca, esta versión del asesinato de Mella, a manos de la KOMINTERN, no pasa de ser otra de las tantas elucubraciones históricas que tan a diario vemos en los medios de desinformación capitalistas. Los investigadores cubanos, Adys Cupull y Froilán González, estudiosos de la vida y la obra tanto del Che, como de Mella, en sus libros dedicados a la figura de Julio Antonio, después de que durante muchos años revisaron documentos oficiales y periódicos de la época en México, Cuba, EE.UU., Italia, España y Rusia, exponen pruebas contundentes de que:
Machado envió a México a dos pistoleros llamados José Agustín López Valiñas y Miguel Francisco Sanabria. El primero de ellos fue el autor material del asesinato de Mella. Le realizó dos disparos al líder comunista por la espalda. Miguel Francisco Sanabria no alcanzó a disparar. López Valiñas fue juzgado en México sobre los hechos, denunciado por su esposa, y cumplió prisión hasta 1938. Murió el 15 de noviembre de 1958 en la cerrada de Altata (colonia Condesa), abatido a tiros por la espalda, cuando se trabajaba como chofer del senador Efraín Brito Rosado. Sanabria administraba un prostíbulo en Cuba cuando una puñalada acabó con su vida el 11 de octubre de 1942.

Julio Antonio Mella, un comunista poco ortodoxo: niñez y juventud.

Por: Harold Cárdenas Lema Profesor del Departamento de Marxismo de la UMCC (tomado de Rebelión)

En la historia de Cuba y su movimiento comunista existen varias posiciones y maneras de asumir la construcción del Socialismo. Los errores cometidos en este sentido estuvieron no sólo después del triunfo revolucionario sino desde los orígenes del movimiento comunista cubano. La improvisación y la copia mecánica de los mecanismos soviéticos estaban a la orden del día desde la misma creación del Partido en 1925, ya desde entonces la URSS no buscaba lograr la revolución mundial (que tanto preconizaba en sus discursos políticos) sino construir una estructura internacional conformada por partidos como el cubano, que sirviera de instrumento y garantizara la solidez de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Los dirigentes de nuestro primer partido eran una mezcla de genuino espíritu de sacrificio revolucionario y un dogmatismo que los limitaba en sus funciones. En este contexto tan complejo nació un joven que cambiaría para siempre la historia de Cuba y el movimiento comunista cubano: Julio Antonio Mella.

El 25 de mayo de 1903 nació un niño en la Habana Vieja llamado Nicanor MacPartland, era el nieto de Ramón Mella, famoso general de la independencia en República Dominicana. Por ser un hijo bastardo (algo normal en la época) viviría con su padre, madrastra y medio hermanas. Era un niño que debido a su estatus de hijo nacido fuera del matrimonio, en la casa se rebelaba a menudo contra la autoridad del padre y la madrastra. El padre contrató a una niñera para ayudar a la madre, la mulata Longina O´Farrill cumplió esta función. Una mujer tan bella, que inspiró al compositor Manuel Corona a hacerle una canción que se haría famosa en toda Cuba. Es fácil suponer cómo se formó el gusto de Mella teniendo a la “Longina seductora” como nana, quién además sería la que le enseñara sus primeras palabras en español.

Sigue leyendo

Reflexiones en torno a la vigencia de la necesidad histórica del Partido Comunista de Cuba (Segunda Parte).

 Por el Dr.C. Alfonso Alonso Fránquiz. Profesor del Departamento de Marxismo y Miembro de la Dirección del Comité del PCC en la UMCC.

Algunas de las obras principales de Marx y Engels contienen el análisis de la necesidad histórica de los Partidos Obreros (que posteriormente comenzaron a llamarse Partidos Socialdemócratas). Son los textos relacionados con la fundamentación de la necesidad, la importancia, el contenido, el carácter y las vías de la Revolución Social (Socialista) que deberá tomar el poder político, sustituir las bases del régimen burgués y comenzar la edificación de la 1era fase de la Formación Económico-Social Comunista –FESC-, etapa histórica compleja y difícil (en buena medida aún desconocida para quienes la emprenden y que no está exenta de errores, retrocesos  y desviaciones dada la envergadura de las profundas transformaciones que en ella tiene lugar), y que no puede ser medida en pocos años. Esta etapa comienza con el triunfo político de los trabajadores (cuyo núcleo principal lo conforman los asalariados), en estrecha alianza con todas las fuerzas sociales progresistas de cada país. (6).

La precedencia de esta Revolución está en las luchas de liberación nacional; en las batallas por avances democráticos, aún en los marcos del Capitalismo; en los logros que va alcanzando la sociedad civil, sus ONG, los movimientos estudiantiles, de intelectuales, etc. En el esfuerzo por conformar un gran frente de lucha que se oriente hacia los cambios revolucionarios de la sociedad es una de las tareas que fundamentan la necesidad de los Partidos Comunistas. Ser la vanguardia política de este gran movimiento de masas, educar a los obreros y demás componentes progresistas de la sociedad, el desarrollo de un programa de lucha y de transformaciones alrededor del cual se agrupen las masas es tarea de estos Partidos. Por una u otra vía (pacífica o no pacífica) se accederá al poder político.

Sigue leyendo

Curiosidades de la disidencia cubana.

Por Lázaro Fariñas*

En verdad, las cosas que suceden alrededor de los llamados disidentes en Cuba parecen haber salido del teatro del absurdo o del bufo. Veamos algunas de ellas:

Cada vez que las autoridades cubanas arrestan a cualquiera de los llamados disidentes en la isla, invariablemente la gran prensa se refiere al arresto como que fue efectuado por medio de una paliza. No importa si los videos que se toman en esos arrestos demuestran lo contrario. En casi todos los casos, se ve a los policías cubanos tratando de detener a uno de estos individuos, mientras el sujeto se resiste ante el arresto. En vez de caerles a leña limpia, lo levantan en el aire para poder meterlo en la patrulla. Ni la policía del Vaticano tiene un trato tan suave con alguien que van a detener y este se resiste. Resistirse a un arresto, en cualquier país del mundo, va acompañado de una tremenda mano de palos. Los ejemplos sobran y se ven todos los días en los noticieros de televisión, donde España y los Estados Unidos son clásicos.

En cualquier lugar del mundo, las personas que reciben órdenes y financiamiento de una potencia enemiga son llevados a los tribunales y juzgados por traición a la Patria. En las calles de Cuba, caminan libremente personas que acuden a la Sección de Intereses de los Estados Unidos a recibir instrucciones y plata. Este país, que por años ha mantenido una política agresiva contra Cuba, se da el lujo de hasta poner una urna electoral en sus oficinas para que sus empleados locales voten por el candidato a la presidencia de la Unión. Esos cipayitos, después de ejercer el voto, regresan tranquilamente a sus casa, con una jabita en la mano, sin que nadie los moleste.

Sigue leyendo

Reflexiones en torno a la vigencia de la necesidad histórica del Partido Comunista de Cuba (Primera Parte).

Por el Dr.C. Alfonso Alonso Fránquiz. Profesor del Departamento de Marxismo y Miembro de la Dirección del Comité del PCC en la UMCC.

Nos parecía oportuno brindarles  estas modestas reflexiones cuando estamos cumpliendo 110 años de la publicación, por Vladimir Ilich Ulianov (Rusia 1870-1924), de su obra “¿Qué hacer?” y 111 años de “Un paso adelante, dos pasos hacia atrás”. Ambas obras (no son las únicas), complementan la genialidad política del pensamiento de Lenin sobre los problemas cardinales del movimiento obrero socialdemócrata ruso, y de toda Europa, en torno a la teoría y la praxis revolucionaria. ¡Cuánta vigencia tienen hoy las tesis fundamentales desarrolladas por Lenin en ambas obras! Ante esta afirmación algunos podrán preguntarse: ¿Vigencia?; ¿Acaso el mundo no cambió desde entonces?  Ambas interrogantes podemos responderlas afirmativamente y; sobre todo la segunda, merece que nos detengamos en algunas consideraciones tangenciales, en relación con el título de nuestro ensayo. Veamos:

Mucho ha llovido en estos 111 años. El Mundo cambió ostensiblemente, para bien y para mal, según el contenido de la temática que estemos analizando. A nosotros Marxistas-Leninistas convencidos de la justeza de la causa que defendemos, acostumbrados a ver el carácter sistémico, contradictorio y complejo de las relaciones sociales (en todas las esferas de su comportamiento), y los enormes cambios, para mejor, que han tenido lugar desde los albores del siglo XX hasta la actualidad (donde se habla, no sin razón, de las maravillas científico-tecnológicas frutos del pensamiento humano  y de la llamada Civilización “Posmoderna”, etc).

Sigue leyendo

Intervención del compañero Eduardo Torres Alpízar, Secretario General del Comité del PCC en la UMCC, en el acto por el “Día del Educador”

El relevo de la Educación Cubana, ya está en las aulas.

Compañeras y Compañeros:

Cuba, no sería Cuba sin sus maestros. En días como el de hoy, es costumbre, y claro que debe, y tiene que ser así, hacer mención de nombres como el de José Agustín Caballero, José de la Luz y Caballero, José Antonio Saco, Rafael María de Mendive, Enrique José Varona, Moralitos, y tantos otros que dieron origen a una de las tradiciones pedagógicas, más significativas de Hispanoamérica. Tradición, que constituye a la vez a lo largo de nuestra historia, fuente del pensamiento humanista más avanzado de todas las épocas.

Esta sola mención bastaría, pero no sería suficiente. En Cuba, y es algo de lo que todo aquel, que se precie de haber nacido en esta tierra, debería enorgullecerse; La mayoría de los Padres Fundadores de la nación, y numerosos héroes y mártires, han contribuido como quería Martí, a la educación de los demás.

Horas antes de su martirologio en San Lorenzo, el Padre de la Patria, como en tantos otros días, mientras esperaba el salvoconducto para salir al injusto exilio; precisamente de manos de aquellos que cometieron el crimen de lesa Patria que constituyó su destitución como Presidente de la República de Cuba en Armas, dedicó sus últimas horas a enseñar a los niños de la prefectura mambisa donde se alojaba.

Sigue leyendo