Rotary Club ¿Dar de sí antes que pensar en sí?

Directiva del Club Rotario de Matanzas durante la década del 20 del siglo pasado.

Por el Dr. C. Oscar Andrés Piñera Hernández

Las temáticas vinculadas con la Historia Social paulatinamente se han venido abriendo paso dentro de la historiografía cubana, aun con las dificultades relacionadas con el acceso a determinadas fuentes o con el desconocimiento de la existencia de algunas de ellas, un grupo de historiadores cubanos  hurgan en el pasado de distintos sectores sociales que dejaron su huella en la historia de Cuba.

Un esfuerzo en esa dirección realizó la profesora Ileana Diago López, quien  al acercarse al estudio del Club Rotario de Matanzas, no solo lo hizo con el objetivo de develar la historia de una institución, sino que lo realizó utilizando las herramientas metodológicas que le brindan algunos de los estudios más importantes sobre la temática de la historia social y fundamentalmente aquellas que han sentado pautas para el estudio de corporaciones, asociaciones, clubes o instituciones sociales.  Diago López ha escrito la tesis más importante que se ha realizado sobre el rotarismo en Matanzas.

Sigue leyendo

Venezuela: las dos tácticas de la derecha.

Caricatura: Misión verdad.

Por Atilio Borón

Mucho se ha hablado de que la derecha no hizo campaña para las elecciones del Domingo 6 de Diciembre en Venezuela. No es así. En realidad, la MUD (Mesa de Unidad Democrática) trabajó intensamente para tratar de derrotar al gobierno de Nicolás Maduro.Sólo que su campaña no la hizo en el terreno electoral, porque es un espacio en el cual ha sido sistemáticamente derrotada desde el triunfo del Comandante Hugo Chávez Frías en las elecciones presidenciales de Diciembre de 1998.

Su táctica ha sido otra: promover el desabastecimiento programado de artículos de primera necesidad para, de ese modo, desatar la ira popular en contra del gobierno; “calentar la calle” mediante provocaciones, el terrorismo mediático y la desinformación; establecer vínculos y articular acciones desestabilizadoras dentro del país con la ayuda del paramilitarismo sudamericano comandado por Álvaro Uribe Vélez desde Colombia; y contribuir a una campaña internacional, de una intensidad y coberturas muy pocas veces vista en la historia, para satanizar al gobierno bolivariano, distorsionar las informaciones sobre lo que está ocurriendo en ese país y reclutar, bajo las órdenes de José M. Aznar en su calidad de lugarteniente de Washington, una legión de presuntos guardianes de la democracia que con sus escritos y conferencias atacan sin cesar, desde los medios hegemónicos, al gobierno de Nicolás Maduro.

Sigue leyendo

La Revolución bolivariana no está acabada.

Un grupo de opositores festejan la jornada electoral con banderas de EE.UU por las calles de Caracas este 6 de diciembre de 2015. Foto: Carlos Becerra/ Bloomberg

Por Rosa Miriam Elizalde

Esun delito regodearse con la desdicha ajena, particularmente si ocurre en medio de una tormenta perfecta de mentiras y sandeces sobre Venezuela que ha girado, un día tras otro, con la clara intención de engullirnos. Ignacio Ramonet lo explicaba muy bien anoche en Telesur, cuando todavía no se conocían los resultados de las elecciones legislativas, que dio la mayoría simple a la oposición. La Revolución bolivariana no está acabada, ni mucho menos, aunque desde arriba, de las transnacionales mediáticas y de las élites políticas, solo llueva fango sobre ella.

El director de Le Monde Diplomatique analizaba por qué. Esta fue una elección para la Asamblea Nacional, pero el sistema de gobierno venezolano es presidencial. Se puede tener una victoria en un Parlamento de 167 curules, que dan un margen de poder, pero limitado, como ocurre en EEUU. Los cubanos lo entendemos muy bien: el Presidente Obama tiene prerrogativas para gobernar y tomar decisiones a diario, pero derogar el bloqueo es un negocio del Congreso. Y aún así sabemos que Obama tiene facultades que no ha utilizado, cuando podría perfectamente dejar en un cascarón inútil esta política espuria. Vaya usted a saber por qué.

Sigue leyendo