Publicado en la Web del PCC nuevo libro sobre Fidel.

Fidel+Castro+habla+en+un+mitin+en+el+aeropuerto+de+La+Habana+mayo+1978Estimados Miembros de la Comunidad Universitaria:

Acaba de ser publicado en la Web del PCC un nuevo libro titulado «Al eterno Comandante. Cubanas y cubanos recuerdan a Fidel». El volumen fue publicado por la Editorial Ocean Sur y contiene un gran número de testimonios recopilados entre cubanas y cubanos de todos los sectores populares tras el fallecimiento de nuestro Comandante en Jefe por el M.Sc. Rodolfo Romero Reyes, profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana. Esperamos que tenga entre nuestros estudiantes, profesores y trabajadores la aceptación que merece la figura inolvidable de Fidel.

Puede descargar el libro desde la siguiente URL: http://pcc.umcc.cu/wp-content/uploads/2016/12/AlEternoComandante.pdf

Frei Betto.

Fidel junto a Frei Betto y un grupo de científicos cubanos en la Inauguración del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana. Foto: Cortesía del CIGB

Fidel junto a Frei Betto y un grupo de científicos cubanos en la Inauguración del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana. Foto: Cortesía del CIGB

Por Fidel Castro Ruz

En medio de estos días bastante atareados, me llega el recordatorio de que Frei Betto me había solicitado unas breves palabras para un libro que se quiere editar y ya está listo.

Creo que se pueden publicar muchas cosas amables sobre él, pero no puedo permitir que se nos escape así.

Primero debo decir que lo conocí hace algo más de 35 años, cuando visité Managua el 19 de julio de 1980, en ocasión del primer aniversario de la Revolución Sandinista. Las calles vibraban con los cantos sobre el héroe y creador de la lucha contra la tiranía somocista: «Carlos Fonseca, tayacán vencedor de la muerte, novio de la patria rojinegra, Nicaragua entera te grita: ¡Presente!», y aquello se repetía y repetía con la voz clara y musical de los nicaragüenses.

Sigue leyendo

Mis recuerdos de Fidel.

leonel-fernandez-y-fidel-castro-580x401Por Leonel Fernández

Conocí a Fidel Castro, el líder de la Revolución cubana, en noviembre de 1996, a los pocos meses de haber asumido la conducción del Estado dominicano, en ocasión de celebrarse en Chile la Sexta Cumbre Iberoamericana.

En esa oportunidad tuve el privilegio de compartir a su lado, por cerca de tres horas, en el autobús que nos trasladó desde Santiago de Chile hasta Viña del Mar, lugar donde se efectuó el cónclave de jefes de Estado y de Gobierno iberoamericanos.

Por supuesto, en esas casi tres horas fue mucho lo que conversamos.

Lo que más me llamó la atención, desde un primer momento, fue su curiosidad por todo. Parecía insaciable. Tenía una necesidad vital de estar informado del más mínimo detalle de cuanto acontecía.

Sigue leyendo

La última voluntad de Fidel.

Ral-y-Fidel-Ral-Abreu-580x1209 Por Arleen Rodríguez Derivet

Lo dijo Raúl ante la multitud reunida en la Plaza Antonio Maceo de Santiago de Cuba que siguió sus palabras en absoluto silencio. Hasta las últimas horas de vida, Fidel insistió en que una vez fallecido, no se le erijan monumentos, bustos, ni estatuas; que no se nombren plazas, calles, instituciones o edificios públicos en su memoria.

Si no lo hubiera dicho el General Presidente que antes y siempre ha sido el hermano leal y su primer soldado, seguramente la multitud habría gritado: ¡No¡ Pero fue él y en su voz, enronquecida y quebrada a ratos, la voluntad expresa del que lo dio todo de sí y solo deja un mandato.

Para que esa voluntad prevalezca, Raúl anunció que presentará las propuestas legislativas que correspondan ante la próxima sesión de la Asamblea Nacional, la primera sin su líder fundador.

Otra vez, como tantas a lo largo de su fértil y deslumbrante vida, con su última voluntad, Fidel desconcierta a sus adversarios y desafía a sus seguidores. Los primeros, los innombrables, los que nunca tendrán que dar esa orden porque no habrá quien les piense un homenaje, vaticinaron que en Cuba habría funerales y monumentos descomunales, un cadáver embalsamado y una legión de militantes obligados a llorar.

Sigue leyendo

Mi viaje al futuro de Cuba.

unnamed-1-copia-580x388 Por Max Lesnik

Que nadie se  llame a engaño. Acabo de regresar  de Cuba y soy testigo solidario  de lo que es una nación  en luto por la muerte de quien  fuera en  vida   alma  y guía de una Revolución,   que de la isla cruzó los mares para fecundar rebeldía  en la conciencia de todo el continente americano y más allá en todo rincón lejano y oprimido del planeta.

La muerte  de Fidel  no cambiará  el destino de Cuba – ya libre  de todo poder  extraño- haciendo  realidad  el sueño martiano de una patria  soberana cuyos hijos sabrán defenderla como suya.

Murió Fidel  y ahora nace  la  leyenda. Fue  Julio Antonio Mella, otro precursor  de la Cuba rebelde el que dijo: “Hasta después de muertos somos útiles, porque servimos de bandera”.

Sigue leyendo

Carta a Donald Trump en respuesta a sus declaraciones sobre Fidel.

Donald-Trump-2Por Julio Alejandro Gómez Pereda

Nunca pensé que escribiría en un mismo año dos cartas a presidentes distintos de Estados Unidos. En mi misiva a Obama luego de su discurso en el Gran Teatro de la Habana Alicia Alonso, consideré nuestras diferencias, dejé establecidos mis puntos de vista al respecto, pero fui respetuoso y cortés con un hombre que como mínimo ha mantenido la compostura diplomática en su trato con Cuba.
En esta oportunidad, reconozco que me motivan situaciones diferentes, usted eligió el peor día para hablar de Fidel Castro en los términos en los que lo hizo, y quedar callado ante semejantes declaraciones, sería como aceptar sus ataques y mirar a otro lugar mientras permanezco de rodillas.

Cuando en la madrugada de hoy conocí la noticia de la muerte del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, el mundo quedó sin sentido por varios segundos, es la sensación de quien no espera nunca vivir un momento como ese. Muchos cubanos dentro de los que me encuentro, hubiésemos preferido dar años de nuestras vidas, o morir primero, por el solo hecho de mantener vivo a Fidel por más tiempo. No es fanatismo, es amor.

Sigue leyendo

Yo también soy hijo de Fidel.

IMG_20161128_122653Por el Dr.C.T Eduardo Torres Alpízar
¡Adelante Fidel, Cuba está contigo! 
“Camilo Cienfuegos”
Este es el post que nunca hubiese querido escribir. Es difícil hacerse a la idea de que Fidel ya no estará más en el plano terrenal junto a su pueblo. Y es que no por repetida, la idea de que el Comandante en Jefe seguirá espiritualmente entre nosotros es una profunda convicción que todos los revolucionarios cubanos, en este momento luctuoso de la Patria, nos hemos tatuado en nuestros corazones. La noticia me la dio mi hijo en horas de la madrugada del día 26. Había marchado con sus amigos a una actividad festiva que el fatídico viernes se vio interrumpida abruptamente por el infausto suceso.
Contaba entonces mi muchacho, que tras el anuncio del Disk Jockey de la causa por la que se suspendía la fiesta, un silencio sepulcral invadió la sala, y todos aquellos muchachos salieron del local sin el habitual escándalo del que habitualmente se quejan los vecinos que habitan cerca de los locales de fiestas. Regresaron a casa sin casi hablar, sin contar chistes. Ni siquiera reprodujeron música en sus celulares.

Sigue leyendo

Fidel Castro vive en el pueblo cubano.

Fidel_00 Por el Dr. Alfonso Alonso Franquiz

El paso mortal de los seres humanos sobre la tierra siempre ha tenido dos componentes esenciales: el camino personal labrado en la personalidad individual; y el que forjamos en el servicio social que legamos a los seres allegados, al pueblo y el mundo.

La condición humana se distingue por el proceso de formación de de los rasgos de la personalidad, asociada siempre al condicionamiento socio-histórico concreto. Esto nos concita a expresar que somos seres humanos inherentes a nuestro tiempo de vida.

Lo que no se dice con frecuencia, es que hay seres humanos que por la riqueza de las virtudes que atesora su personalidad y, más aún, por los resultados de la obra a la cual consagró su vida, trascienden su tiempo y adquieren una condición humana imperecedera.

Sigue leyendo