El imaginario anexionista.

Portada del libro.

 Por la Dra. Graziella Pogolotti

Louis A. Pérez tiene una muy destacada trayectoria de investigador de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, orientada a afincar la mirada en un aspecto de primerísima importancia en un mundo dominado por las técnicas del marketing. Comenté en otra ocasión su valioso trabajo sobre la reconstrucción de un imaginario que incentivó al pueblo norteamericano, en un empeño de varios años, a intervenir con entusiasmo y fervor misioneros en la guerra de Cuba contra España. Circula ahora otra obra suya de enorme actualidad. Puedo discrepar de algunos enfoques, pero Ser cubano. Identidad, nacionalidad y cultura merece una lectura cuidadosa por cuantos participan en el debate ideológico contemporáneo.

Sigue leyendo

El significado de una bandera quemada por la oposición en Venezuela.

Miembros de la oposición venezolana queman una bandera cubana. Foto: AP.

 Por Aline Pérez Neri

“Deme Venezuela en qué servirle, ella tiene en mí un hijo” José Martí

Cuando la ignorancia, la impotencia, la cerrazón, el odio y el resentimiento van de la mano, el resultado es esta imagen que se ha hecho viral en la red de la “pacífica y democrática” oposición venezolana, a la que ese norte violento y brutal manipula cual marioneta de papel.

¡Vaya atrevimiento!

Indignación es lo primero que cualquier ser humano que se considere digno siente al verlos quemando la bandera cubana, bandera de la solidaridad inmensa y hasta desmedida, la de los valores y principios, la que no se deja ni dejará pisotear. La de la firme consigna hecha acción de “No a la guerra, sí a la paz”.

Sigue leyendo

La “oposición democrática” en Venezuela: Peor que el fascismo.

magen de la violencia generada por la oposición venezolana frente al Parlamento. Foto: Carlos Garcia Rawlins/ Reuters.

 Por Atilio Borón

La secuencia de los acontecimientos que tienen lugar en la República Bolivariana de Venezuela demuestran que la estrategia de la mal llamada “oposición democrática” es una conspiración sediciosa para destruir el orden democrático, arrasar las libertades públicas y aniquilar físicamente a las principales figuras del chavismo, comenzando por el mismísimo presidente Nicolás Maduro, su familia y su entorno inmediato. Los opositores están recorriendo metódicamente los pasos indicados por el manual desestabilizador de “no violencia estratégica” (¡sic!) del consultor de la CIA Eugene Sharp.

No puede haber el menor equívoco en la interpretación de las criminales intenciones de esa oposición y de lo que, si llegaran a triunfar, serían capaces de hacer. Si sus jefes lograsen involucrar militarmente a Estados Unidos en la crisis venezolana propiciando la intervención del Comando Sur –con la tradicional colaboración militar de los infames peones de Washington en la región, siempre dispuestos a respaldar las aventuras de sus amos del Norte- arrojarían una chispa que incendiaría la reseca pradera latinoamericana. Las consecuencias serían catastróficas no sólo para nuestros pueblos sino también para Estados Unidos que seguramente cosecharía, como en Girón, una nueva derrota en nuestras tierras.

Sigue leyendo

Fijemos posiciones políticas, ante oponentes ideológicos, y la disyuntiva histórica de revolución vs contrarrevolución.

Estudiantes de la Universidad de Matanzas firman masivamente el libro de condolencias, ante la muerte del líder de la Revolución Cubana Fidel Castro.

Por el Dr. C. Alfonso Alonso Franquiz

En mi condición de profesor universitario de las ciencias sociales me encontraba –a inicios del 2016- realizando una superación pos-doctoral en Rusia, cuando hube de fijar posiciones políticas –en un artículo parecido a este- ante la avalancha de posiciones reformistas y anexionistas, de toda laya y matices, que se ¨lanzaron¨ cuando la visita del Presidente Obama a Cuba.

Hubo juramentos de fe, rasgados de ropa, promesas de compromiso y también actitudes francamente condenatorias (desde posiciones de la ultra-derecha anticubana y mundial) de que Obama no fuera a Cuba y que dejara intacta la política de agresiones, bloqueos, amenazas y tensiones de todo tipo. Todos, de un modo u otro, pro-capitalistas imperiales y acérrimos enemigos de la Revolución Cubana, manifestándose en los medios de difusión y las redes sociales.

Sigue leyendo