Imperialismo vs Socialismo. Una mirada al año 1963 en Cuba.

Por el Dr. C. Alfonso Alonso Fránquiz, Profesor del Departamento de Marxismo.

No albergo dudas de que el estudio de la matriz de opinión que los medios de información del Imperialismo, a escala global, ha intentado fomentar en la conciencia social de los pueblos –sobre todo desde la caída del muro de Berlín, y la desintegración de la Unión Soviética-, ha estado marcada por el objetivo de que prevalezca la negación rotunda, el mentís absoluto de que existiera la mas mínima posibilidad de éxito en los diversos intentos históricos de construcción del socialismo.

Queda para la historia de la humanidad los testimonios y la montaña de noticias e información que, como una tormenta de arena, todo lo ocurrido hasta entonces –incluyendo la memoria y los sueños que alimentaban el imaginario revolucionario de los pueblos-, quedaba sepultado para siempre.

Pensar en la resistencia de los pocos nichos revolucionarios que sobrevivieron a tan descomunal reflujo, a tal avalancha informativa y a tanta euforia de victoria -auspiciada por el hegemonismo global del imperialismo-, se acuñaba como un acto irracional y una demencial postura política sin asidero alguno.

Cuando comenzaron los primeros síntomas de recomposición de las fuerzas revolucionarias y el surgimiento de nuevos movimientos sociales y vanguardias políticas, en uno u otro país; el Imperialismo acrecentó las acciones de subversión ideológica, y puso a disposición de esta lucha todos los recursos que integran su abrumador monopolio sobre los más sofisticados medios de comunicación.

Entre los años 90 de la pasada centuria y los 13 primeros años del siglo que nos acoge, el poderío militar de EEUU casi ha duplicado su presupuesto anual. Ello nos concita a preguntarnos: ¿Acaso surgió una “Nueva Guerra Fría” que nosotros desconozcamos? No, l bipolaridad antagónica ente los dos sistemas, a escala internacional, la nueva correlación global de fuerzas y la “fabricación” de nuevos enemigos: los terroristas y sus supuestos patrocinadores constituyen hoy el caldo de cultivo de la nueva estrategia global imperialista para afianzar su status hegemónico.

Los sucesos atroces del 11 de Septiembre del 2001 nos prefiguraron un futuro incierto para toda la humanidad y, en especial, para los pueblos cuyas culturas, ideologías y religiones fueron satanizadas por las naciones más poderosas de occidente. Así, curiosamente, fueron declarados  enemigos pueblos y regiones enteras de nuestro planeta: Asia, África y el Medio Oriente fueron catalogados “escenarios malditos”. Los gobiernos fueron ominosamente satanizados. Quien no se adscribiera a la agenda prescripta debían ser invadidos y saqueados. Se impuso la filosofía del miedo y el despojo. La OTAN extendió sus fronteras injerencistas, ante supuestas amenazas globales del terrorismo. No había a quien recurrir para dirimir los diferendos; todos, incluyendo la ONU se plegaron a la cínica consigna del gobierno norteamericano: Castiguemos a los culpables. Se impuso el Terror de Estado y aparecieron listas de países y organizaciones que, por designación yanqui, siguen hoy siendo llamados “Ejes del Mal”.

En medio del contexto descrito, nuestro heroico país soportó una inefable ofensiva mediática. Había que rendir a Cuba Socialista; su comportamiento irreverente, su resistencia casi demencial y su juramento (aprobado en referéndum por más del 97% del pueblo) incluido en 1992, de que “jamás renunciaríamos al Socialismo”, hacían inadmisible su perdurabilidad. Ahora era el momento “ideal” para el golpe de gracia contra la tozudez política de la dirección de la revolución cubana de proclamar que, sin proponérselo, y ante el desarme ideológico de quienes tuvieron siempre la primacía en la defensa del socialismo, nuestro pueblo se encargaría de defender y sostener en alto las ideas del marxismo-leninismo, la viabilidad histórica de la construcción de la sociedad socialista y la práctica consecuente de la solidaridad revolucionaria (internacionalismo proletario) en el hemisferio occidental, al precio de incontables sacrificios y dispuesto a perecer antes que traicionar la gloria revolucionaria vivida. Junto a la RPCH y Vietnam, junto a Corea del Norte y Laos y junto a los países antimperialista del Movimiento de Países No alineados, la lucha por los derechos históricos de los pueblos a la independencia y el desarrollo continuó. Nuevas fuerzas políticas, nuevos movimientos sociales forjaron el amalgamiento de fuerzas progresistas y antimperialista que –desde posiciones ideológicas diversas y con  credos religiosos y culturales propios-, se unen para concertar políticas de resistencia contra el hegemonismo global del imperialismo.

En tal contexto histórico se producen los procesos revolucionarios y democráticos en América Latina, cuyo exponente fundamental lo constituye la Revolución Bolivariana. El liderazgo histórico continental del comandante Hugo R. Chávez Frías, inspirado en las luchas independentistas de Nuestra América y en la revolución cubana, en las ideas de los próceres latinoamericanos, en lo mejor del pensamiento revolucionario a lo largo de la historia, en la posibilidad del socialismo como única alternativa posible para la solución de los problemas ancestrales de nuestros pueblos latinoamericanos y caribeños, junto a otros líderes revolucionarios surgidos de sus pueblos y con la sumatoria de todas las fuerzas sociales progresistas de sus respectivos países, en los cuales la voz de los pueblos originarios adquiere singular protagonismo; todo ello y más constituyó la cimiente de los avances actuales en la integración regional de nuestros países y pueblos.

Podemos extendernos en particularizar los rasgos, individuales y comunes, de cada uno de los procesos revolucionarios que acontecen en A. Latina pero siento que es innecesario por el objetivo que nos hemos propuesto con este trabajo: Develar el carácter objetivo que tiene la aguda lucha ideológica y política, entre el capitalismo vs socialismo, en el contexto de cualquier proceso revolucionario que asuma la finalidad de construir el socialismo.

Cuando observamos las agresiones imperialistas contra cada uno de los procesos revolucionarios latinoamericanos y caribeños, para no excluirnos, no podemos dejar de pensar en cuanta razón tuvo V.I. Lenin en desarrollar las ideas de la revolución socialista, y sobre la necesidad y  el carácter de las contradicciones que tienen lugar durante la etapa histórica de edificación de la sociedad socialista. El denominado periodo de transición del capitalismo al socialismo, caracterizado por una aguda lucha de clases –a escala nacional e internacional, pues no debemos olvidar los estrechos lazos de la burguesía por la defensa, del capital propio y el de las transnacionales, que en muchos casos es uno solo-, donde las fuerzas contrarrevolucionarias harán lo indecible para decapitar a la vanguardia revolucionaria que ose enfrentársele y anegar en sangre todo intento de  superar las injusticias, los problemas sociales heredados del capitalismo y el desarrollo independiente de nuestros países por la vía socialista.

En virtud de todo lo anterior consideramos oportuno mostrar aquí las similitudes que nos concita las experiencias revolucionarias que actualmente viven países de Nuestra América, en primer lugar la revolución bolivariana de Venezuela, en el enfrentamiento cotidiano de sus pueblos, a las embestidas de la contrarrevolución, el poder militar,  mediático y financiero que utilizan para ello, y los crímenes que cometen. Todo ello, con sus particularidades propias de la época y el contexto global de los años 60 del siglo pasado, vivió nuestra joven revolución socialista. Un botón de muestra lo constituye el año 1963 –del cual distamos 50 años-, el cual nos va a revelar lo que anteriormente hemos afirmado.

Mi abuelo Alfonso, campesino analfabeto de la Cuba prerrevolucionaria siempre me decía –ante un hecho evidente de la vida cotidiana de entonces-, un viejo dicho de los campesinos cubanos. Alfonsito, mijo, al pájaro se le conoce por la cagá. Quise recordarlo, una vez más, en su sapiencia popular porque al imperialismo yanqui, -en sus constantes agresiones contra nuestros pueblos-, pese a sus sofisticados encubrimientos mediáticos de hoy, los ojos penetrantes de nuestros pueblos tienden siempre a identificarlos –digamos que por sus “heces”, para lustrar la expresión popular con la educación recibida de la revolución- como los autores de siempre.

 Saquemos nuestras propias conclusiones, ante el sacrificio histórico de nuestro pueblo y la gloria que se ha vivido. No por gusto el Che le escribió a su jefe y amigo: “…donde quiera que me pare sentiré la responsabilidad de ser revolucionario cubano y como tal actuaré”. “…que si me llega la hora definitiva bajo otros cielos mi último pensamiento será para este pueblo y especialmente para ti, que te doy las gracias por tus enseñanzas y tu ejemplo y que trataré de ser fiel hasta las últimas consecuencias de mis actos.” Y lo cumplió: así vivió y así murió. Tal era el orgullo que sentía de ser parte inseparable de nuestro pueblo.

Veamos entonces el año 1963 –sólo a unos meses de proclamarse el carácter socialista de nuestra revolución-, y comparémoslo con las agresiones imperialistas a nuestros pueblos latinoamericanos y caribeños en el 2013.

ACONTECIMIENTOS PRINCIPALES EN EL ENFENTAMIENTO DE LA REVOLUCIÓN CUBANA, CONTRA LAS AGRESIONES IMPERIALISTAS, EN EL AÑO 1963.

(Datos del libro: Documentos de la Revolución Cubana, 1963 -de un colectivo de autores cubanos-; de la Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2011).

ENERO:

n  25: Asesinato de los niños Fermín y  Yolanda Rodríguez en Bolondrón, Matanzas, al ser ametrallada la casa donde residían por una banda contrarrevolucionaria.

n  27: Información del departamento de seguridad del Estado de la captura de los espías y la desarticulación de dos redes contrarrevolucionarias dirigidas desde la Base Naval de Guantánamo.

FEBRERO:

14: Informa el Departamento de Seguridad del Estado la captura de nueve norteamericanos que estudiaban las cosas de Cuba para preparar infiltraciones de agentes de la CIA.

16: Nota del MINFAR denunciando la agresión de dos pesqueros cubanos.

21: la marina de Guerra Revolucionaria recupera los dos embarcaciones pesqueras cubanas “Sigma” que habían sido secuestradas en días anteriores por elementos contrarrevolucionarios al servicio de la CIA, capturándolos cuando trataban de desembarcar armas y hombres en las costas cubanas.

MARZO:

5: A través de la Embajada de Checoslovaquia en los Estados Unidos, el Gobierno Revolucionario de Cuba dirige una nota de protesta al Gobierno estadounidense en la que exige una explicación por las agresiones perpetradas por un destructor yanqui contra la goleta cubana de cabotaje “Joven Amalia”.

19: El MINFAR denuncia el ataque perpetrado por una lancha pirata artillada, que actúa desde territorio de los Estados Unidos y/o Puerto Rico, contra el carguero soviético “Lwov”, que se encontraba atracado en el muelle de Isabela de Sagua, Las Villas.

22: Son localizadas, cercadas y aniquiladas por unidades de las FAR, tres bandas contrarrevolucionarias que cometían crímenes y fechorías en la provincia de Matanzas.

28: Fidel Castro denuncia la agresión de que fuera víctima el carguero soviético “Bakú”, por parte  de una lancha contrarrevolucionaria artillada, responsabilizando al Gobierno de los Estados Unidos por estos hechos.

30: Miembros de las FAR y el DSE capturaron a los integrantes de una banda de contrarrevolucionarios en una finca cercana a Santa Cruz del Norte, en la Habana. Entre los capturados se encuentra el autor del asesinato de un niño, hecho ocurrido a principios del presente mes.

ABRIL:

2: A través de la Embajada de Checoslovaquia en los Estados Unidos, el Gobierno de Cuba envía una nota al Gobierno de los Estados Unidos, en la cual explica el incidente ocurrido entre una lancha pirata y aviones cubanos, que la perseguían, y un barco mercante norteamericano que navegaba cerca de Cuba.

25: Un avión procedente de los Estados Unidos lanza una bomba de 100 libras y varias latas de material inflamable tipo NAPALM sobre la refinería “Ñico López”, en La Habana. El ataque no produjo daños materiales.

JULIO:

12: Juzgados y fusilados dos criminales contrarrevolucionarios, autores del asesinato del maestro voluntario Conrado Benítez. La pena fue impuesta y ejecutada en la provincia de Las Villas.

AGOSTO:

14: Unidades de la Marina de Guerra Revolucionaria recuperan dos barcos pesqueros cubanos que habían sido sustraídos por elementos contrarrevolucionarios, según dio a conocer en un informe Raúl Castro.

16: Son fusilados tres espías de la CIA nombres de dos: Rolando Mathau Paz, Manuel Marrero Castillo y Francisco Marrero Castillo. Esos individuos integraban un grupo de infiltración capturado el 22 de julio por las FAR, cuando trataban de desembarcar.

18: Bombardeados por un avión mercenario los depósitos de petróleo del puerto de Casilda, en la costa sur de la provincia de Las Villas. Desde el aparato fueron arrojados varios cohetes, uno de los cuales impactó e incendió un vagón de los 24 vagones tanques que estaban estacionados en la vía férrea.

19: Atacada la planta de sulfometales “Patricio Lumumba”, situada en el estero de Santa Lucía, en la costa norte del municipio de Pinar del Río. De dos lanchas de desembarco, procedentes de un buque madre situado frente a la boca del mencionado estero, tomaron tierra individuos que abrieron fuego de bazucas y ametralladoras contra dicho centro de producción, al que causaron algunos desperfectos. Al ser repelido el ataque por los milicianos de la Defensa Popular que estaban de guardia, los agresores se dieron a la fuga.

SEPTIEMBRE:

5: Aviones procedentes de los Estados Unidos penetraron en la provincia de Las Villas. Al ser repelidos por la artillería antiaérea, se dieron a la fuga, dejando caer en la huida los explosivos que portaban, uno de los cuales cayó en el hogar del maestro de la FAR, Fabric Aguilar Noriega, en la ciudad de Santa Clara, el que resultó muerto. Además, tres de sus hijos resultaron heridos.

8: Es bombardeado por un avión procedente de los estados Unidos el central “Brasil”, al norte de Camagüey. Desde el aparato se dejan caer cinco bombas de 50 libras cada una, que explotan alrededor de la industria.

11: Las baterías antiaéreas obligan a descender en el aeropuerto de Cienfuegos, un avión tripulado por Teodoro Picardo Lara, excapitán ayudante del dictador de Nicaragua, Anastasio Somoza, del cual es socio en los negocios turbios que mantiene este, mediante los cuales se explotan riquezas de Nicaragua y Costa Rica.

OCTUBRE:

Es atacado y destruido por un barco pirata un aserrío situado en un lugar conocido por “Cayo Güin”, en la costa norte de la provincia de Oriente. La embarcación huye rumbo al norte.

24: Es asesinado en Ceiba del Agua, provincia de La Habana, el miliciano Vicente Pérez Noa, quien trabajaba como carpintero en una granja del lugar. El criminal hecho fue realizado por cinco elementos contrarrevolucionarios al servicio de la CIA.

30: Fidel Castro comparece ante las cámaras de televisión para informar al pueblo sobre diversos tópicos de actualidad, relacionados con las agresiones imperialistas a la economía del país. También informó sobre la captura de un grupo de mercenarios que trataron de entrar por nuestras playas, procedentes del buque madre yanqui “REX”, que opera la CIA.

NOVIEMBRE:

26: Aprobada Ley del Servicio Militar Obligatorio por el consejo de ministros después de ser discutida y aprobada por el pueblo de Cuba, en respuesta a los constantes y atroces ataques y crímenes contra nuestra patria.

DICIEMBRE:

26: Según informa el MINFAR, agentes de la CIA, utilizando elementos de demolición submarina, minaron una lancha torpedera de la Marina de Guerra Revolucionaria atracada en un muelle de la bahía de Siguanea, al sur de la Isla de Pinos. Al hacer explosión el artefacto, perecen tres compañeros y resultan heridos 18 más.

CONSIDERACIONES FINALES:

No fue menos la hostilidad y las agresiones en los años subsiguientes. Hasta finales del año 1965 nuestro pueblo tuvo que enfrentar a las bandas contrarrevolucionarias de alzados, que operaban bajo el mando de la CIA y que eran pertrechadas desde los EEUU. Más de 300 mil combatientes tuvimos que movilizar, y poner la débil economía de la isla  en función de derrotar la guerra sucia que se nos hacía. Como dijera entonces el Comandante Raúl Castro, Ministro de las FAR, en esos años tuvimos en Cuba lo que pudiera calificarse como una guerra civil  impuesta por el imperialismo, por el volumen y el carácter de las acciones realizadas para derrotarlos. (Castro, Raúl. 1982).

Esta es la historia hablando con sus hechos. Las actuales y futuras generaciones de revolucionarios no deben olvidar sus enseñanzas, sobre todo si se trata de revelar la esencia clasista depredadora del imperialismo yanqui  y su actuación contra nuestros países. Por eso debemos aprender del Che que: “…en el imperialismo no se puede confiar, ni un tantito así. ¡Nada!”. (Guevara, Che. 1964). Y de Lenin (vamos a parafrasearlo) que, una revolución vale, si es verdadera, por su capacidad de saber defenderse. (Ver: Lenin acerca de la Revolución Socialista). Y de Fidel, (vamos a parafrasearlo) que, han existido revoluciones en que los revolucionarios se han acostado detentando el poder y se han levantado sin él. La historia demuestra con demasiada elocuencia que los que se olvidan que el principal deber de una revolución –como dijera Lenin-es saber defenderse, no sobreviven al error. Por eso nosotros nos hemos acostumbrados, desde la etapa de nuestra guerra de liberación, a dormir con un ojo abierto y otro cerrado. (Ver: Disc en el X Congreso Obrero. 1959).

El precio de la libertad, la justicia, la igualdad de oportunidades para el desarrollo de todas las potencialidades creadores de los seres humanos, el derecho al desarrollo económico y social de nuestros pueblos, pese a errores que podamos cometer los revolucionarios en el empeño de edificar el socialismo, pese a las agresiones del imperialismo y las fuerzas burguesas en cada país, presupone un enorme caudal de sacrificio para los pueblos que asumen el reto histórico de construir un mundo mejor. Los cubanos nos hemos ganado formar parte de la vanguardia de ese destacamento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *