Enrique José Varona: Sus vínculos con Matanzas (1882 – 1899).

 Por el Dr. Roberto Andrés Verrier Rodríguez, Profesor de Mérito de la Universidad de Matanzas

El Maestro de Juventudes, el Maestro de Maestros, Don Enrique José Varona, tuvo relaciones con la Atenas de Cuba, la ciudad de Matanzas, en el siglo XIX. La primera relación que tiene Varona con la Atenas de Cuba, según los estudios realizados por el autor de esta ponencia, fue en 1882. El Liceo de Matanzas había convocado un certamen científico literario a celebrarse el 4 de noviembre, día del santo patrón de la ciudad, con el fin de rescatar los Juegos Florales que, en años anteriores, había auspiciado el Liceo, especialmente los memorables festejos de 1861, que contó con la presencia de Gertrudis Gómez de Avellaneda. El 4 de noviembre, en velada solemne, se daba a conocer los triunfadores. Nicolás Heredia, como Secretario General del Liceo leía las memorias del Certamen. Miguel Lavastida, informaba los resultados, que había sido valorado por José Antonio Cortina, Enrique José Varona y José Varela Zequeira.

En  documentos que obran en el Archivo Histórico Provincial de Matanzas, se demuestran otras relaciones de Enrique José Varona con la Atenas de Cuba. En uno de los Legajos de dicho Archivo  aparece que en los primeros días de enero de 1884, se realizaría en Matanzas el Primer Congreso Pedagógico y aparece una carta firmada por el Presidente de la Junta Provincial de Instrucción Pública de Matanzas, dirigida a Enrique José Varona y a Antonio Bachiller y Morales, que dice textualmente:

            “Don Enrique José Varona y Don  Antonio Bachiller y Morales

             Noviembre 29 de 1883

En sesión celebrada por esta Junta, el día 26 del actual se acordó nombrar a Ud.  Vicepresidente de la Mesa del Congreso Pedagógico que ha de celebrarse en los primeros días del mes de enero próximo. Y en cumplimiento de lo acordado, lo digo a Ud., expresándole que esta Junta vería con sumo agrado aceptase el cargo para el que ha sido elegido por unanimidad.

Dios guarde… (Firma ilegible)”

En carta dirigida al Señor Presidente de la Junta Provincial de Instrucción Pública de Matanzas, D. Enrique José Varona le respondía:

“En contestación al atento oficio con que me ha favorecido U. llegado  a mi mano con algún  retraso, debo manifestarle que he agradecido  extremadamente el honor que me ha dispensado la respetable Junta Provincial de que es VE  digo Presidente; pero al mismo tiempo tengo el sentimiento de participarle que lo quebrantada de mi  salud  me impide aceptar el honroso cargo a que se refiere la comunicación de Us Sírvase Us aceptar la seguridad de mi profunda consideración, Habana 10 de diciembre de 1883. Enrique José Varona”

Por cierto de estas dos personalidades, Varona y Bachiller, nuestro José Martí escribió frases bellísimas, eran dos glorias, dos faros luminosos, dos formadores de juventudes criollas, cubanas.  Sobre Varona escribió:

“Pero lo mucho que sobre Varona no le estorba porque lo sabe bien, y se ve en todo el libro aquella paz mental que sólo viene del saber seguro y da a lo escrito autoridad y hechizo”

Y sobre Bachiller y Morales, escribió Martí:

“Americanismo apasionado, cronista ejemplar, filólogo experto, arqueólogo  famoso, filósofo asiduo, abogado justo, maestro amable, literato diligente, era orgullo de Cuba Bachiller y Morales, y ornato de su raza…Fue Bachiller notable porque cuando pudo abandonar a su país, o seguirlo en la crisis a que le tenían mal parado su carácter pacífico , su filosofía generosa, su complacencia en las dignidades, su desconfianza en la empresa, sus hábitos de rico, dejó su casa de mármol con sus fuentes, y sus flores, y sus libros, y sin más caudal que su mujer, se viene a vivir con el honor , donde las miradas no saludan, y el sol no calienta a los viejos, y con la nieve”

La otra relación de Varona con Matanzas si era real su presencia, No vendría como el filósofo y el maestro reconocido, no como el sabio pedagogo, sino  a culminar sus estudios de Bachiller, como un alumno más.

En el Fondo “Instituto de Segunda Enseñanza de Matanzas”, que guarda celosamente el Archivo Histórico yumurino, se encuentra el expediente No. 48, del año 1890, de los estudios realizados por Enrique José Varona y Pera y en él aparecen varios folios sobre la historia académica del referido estudiante.

En el curso 1890 – 91, cuando Varona tenía 42 años matriculaba en el Instituto de Segunda Enseñanza de Matanzas, por la modalidad “Doméstica” y solicitó matricular las siguientes asignaturas:

“Historia de España,  Psicología,  Lógica y Ética; Historia Natural,  Física y Química; Fisiología e Higiene y Agricultura, Matanzas, 20 de septiembre de 1890”- Aparece la firma del interesado.

El Director del  Instituto inmediatamente se dirige al Rector de las Escuelas Pías de Puerto Príncipe, solicitando información sobre el referido alumno, considerando las certificaciones que presentó el interesado sobre sus estudios en los Cursos 1863 – 64 y 1864 – 65, en ese colegio.

En agosto de 1891 la Dirección del Instituto señalaba:

“Matanzas, Agosto 9 de 1891. Enterado de la legitimidad de los documentos, únase esta acordada a sus antecedentes”

Había recibido del Rector de las Escuelas Pías de Puerto Príncipe, la legitimidad del certificado de referencias, fechado en Puerto Príncipe, en agosto 6 de 1891.

En el folio m8 de dicho expediente, con sello N. 0465,880, aparece la partida de nacimiento y bautizo de Enrique José Varona, lo firmaba el presbítero D. Joaquín de Cisneros, Cura Párroco de la Iglesia de N. S. Santa Ana de la ciudad de Puerto Príncipe:

“ … que en el libro 14 de bautizos de blancos, al folio 119 No. 762, se halla la partida del niño que nació el 13 de abril de 1849, Enrique José Salvador, hijo legítimo de Ldo.  D. Agustín de Varona y Da. María Dolores Pera; como abuelos paternos el Cap. D. Agustín  de Varona y Da. María de la Cruz Socarrás y maternos: D. Salvador Pera y Da. Julita Varona y Pera; el Cura  Manuel Norniella”. Esta certificación está fechada el 4 de diciembre de 1875.

En el expediente de Varona en la “Enseñanza Doméstica”,  aparecen las boletas de inscripción de matrícula ordinaria, en las siguientes asignaturas:

            “Fecha 30 de septiembre de 1890:

Boletas No.:                   Asignaturas:

05                                  Psicología, Lógica  y Ética

                                      Fisiología e Higiene

                                      Agricultura

06                                  Física y Química

                                      Biología Natural

07                                  Historia de España

Dichas boletas estaban firmadas por A. Passer y Mateo I Fiol, como Secretarios de los Tribunales. El Catedrático Mateo I Fiol, también fue invitado en 1883 a formar parte del Congreso Pedagógico de Matanzas, como Secretario de la Mesa, a lo cual responde el 3 de diciembre de ese año:

“Excmo, Señor Presidente de la Junta Provincial de Instrucción Pública; El que suscribe, Catedrático Interino del Instituto de Segunda Enseñanza de esta provincia ha tenido el honor de recibir el oficio de fecha 29 de noviembre en que VE se sirve comunicarle habérsele nombrado por la Junta Provincial de Instrucción Pública de su digna presidencia, Secretario de la Mesa del Congreso Pedagógico que debe próximamente  celebrarse en la localidad. Reconocido en extremo el manifestante por la inmerecida  distinción que se le ha dispensado su mismo reconocimiento decidiríale a aceptarla, sin embargo de su incompetencia, a no perjudicar dicho propósito  varias circunstancias, cuya exposición sería inoportuna y que reclaman su presencia en otros sitios durante los primeros días del mes de enero entrante , con los cuales, según VE manifiéstase habría de celebrar el mencionado Congreso Pedagógico, haciéndose imposible, por lo tanto, la asistencia del infrascrito a sus misiones. En tal sentido forzado a renunciar el cargo que se ha querido confiarle, tiene el sentimiento de participarle a VE y le suplica se digne admitir esta renuncia y ofrecer a la Junta Provincial el testimonio de su gratitud y consideración. Dios guarde a VE, Matanzas, diciembre 6  de 1883. Fdo. Mateo I Fiol”.

El 30 de junio de 1891, Enrique José Varona le dirige al Secretario del Instituto una carta:

“Excmo. Señor Director de este Instituto: D. Enrique de Varona y Pera, natural de Puerto Príncipe, provincia de IDEM, de  ___ años de edad a Vs hace presente: Que teniendo aprobadas todas las asignaturas que prescriben las disposiciones vigentes para aspirar al Grado de Bachiller, según consta en su expediente, ruega a VS se digne admitirle a los ejercicios de Grado, señalándole día y hora para verificarlos Gracia que espera merecer de US cuya vida guarde muchos años. Matanzas, 30 de junio de 1891. Fdo. Enrique José Varona y Pera”.

En esa misma fecha la Secretaría y Dirección del Instituto acepta la  solicitud y deciden admitirlo a los ejercicios del Grado de Bachiller.

En el reverso de esas aceptaciones aparece el Extracto del Expediente Académico de Don Enrique José Varona y Pera, natural de Puerto Príncipe, de 42 años de edad. Que verificó el examen de ingreso con la calificación de Sobresaliente en los Institutos Escolapios el 14 de septiembre de 1862. La baja de estudios de la Segunda Enseñanza, que aparece en su expediente, se relaciona:

ASIGNATURAS DEL        MATRICULÓ EN      EN EL INSTITUTO            CALIFICACIÓN

BACHILLERATO              EL CURSO              DE:                                    EXÁMENES:

Latín y Castellanos           1863 – 64                  Puerto Príncipe               Sobresaliente

1er Curso

Geografía                         1862 – 63                        “                “                 Notable

Historia Universal             1863 – 64                        “                “                 Sobresaliente

Aritmética y Álgebra         1863 –  64                        “                “                 Sobresaliente

Inglés 1er Curso                1863 – 64                        “               “                  Sobresaliente

Inglés 2do Curso               1863 – 64                        “               “                   Sobresaliente

Latín y Castellanos           1863 – 64                        “               “                   Mediano

2do Curso

Geometría y

Trigonometría                    1864 – 65                         “              “                    Bueno

Retórica y Poética             1864 – 65                          “ “                               Sobresaliente

Psicología, Lógica

Y Ética                                  1890 – 91                        Matanzas                  Sobresaliente

Física y Química                  1890 – 91                        Matanzas                  Sobresaliente

Historia Natural                     1890 –  91                               “                         Sobresaliente

Fisiología e Higiene               1890 – 91                               “                         Sobresaliente

Agricultura Elemental            1890 – 91                               “                         Sobresaliente

Historia de España               1890 – 91                               “                          Sobresaliente

Como se puede apreciar, el sistema de evaluación tenía varias categorías: sobresaliente, notable, mediana, bueno. Varona obtenía  12 sobresaliente y una en cada una de las restantes.

El Secretario General, Lcdo José C. Estévez, envía al Director del Instituto carta acompañando el Título de Bachiller, expedido a favor de D- Enrique J. Varona y Perez, por error escribieron Pérez y no Pera, Fdo en La Habana, el 9 de septiembre de 1891.

El 10 de septiembre de ese año, el Secretario del Instituto de Segunda Enseñanza de Matanzas hace su anotación para entregar al interesado.- Así culminaba ese proceso el sabio cubano, se gradúa de Bachiller 28 años después que lo había iniciado en Puerto Príncipe.

En ese expediente no aparece la dirección de Varona. En los documentos aparece de Varona y siempre firmaba Varona, sin el de, sin abolengo, sencillo como él era. Hoy nos preguntamos ¿Por qué seleccionó Varona el Instituto de Matanzas para culminar sus estudios?. ¿Por qué lo realiza  después que ya era un famoso filósofo, pedagogo, escritor, etc. graduado en la Universidad de La Habana?. Son incógnitas que quedan para continuar la investigación.

El autor considera que mucho se pudiera escribir sobre ese sabio, seguidor fiel de las ideas de su maestro y amigo, José Martí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *