En defensa de la época de transición al socialismo: reuniones de ricos, en Davos, no es la vía.

Donald Trump en Davos

 Por el Dr.C. Alfonso Alonso Franquiz.

¨Tenemos que reivindicar el socialismo como una tesis, un proyecto, un camino, pero un tipo nuevo de socialismo, un socialismo humanista que pone a los seres humanos y no a las máquinas o al Estado antes que todo¨.

 Presidente Hugo R Chávez Frías.

Una vez más debemos insistir que el establecimiento de la Formación socioeconómica Capitalista Fue gestándose a lo largo de unos 240 años –desde el siglo XV al XVII en que tiene lugar la 1ra Rev. Industrial y de Pensamiento –Capitalismo que desde su versión Comercial hasta la fase Industrial en pleno siglo XIX- fue involucrando a un Número considerable de países y pueblos de todas las regiones del mundo.

Luego de alcanzar ¨su mayoría de edad¨, el Capitalismo fue construyendo los soportes materiales, jurídicos y políticos de todos los posteriores saltos cualitativos ¨intra-régimen¨ que fueron mostrando el vertiginoso desarrollo de sus Fuerzas productivas –aquellas que Marx y Engels abordaron desde diferentes ángulos para descubrir la esencia de la explotación de ese régimen y la misión histórica de la clase obrera y la viabilidad de la Revolución Socialista.

El llamado Sistema Capitalista Mundial dejó sumido en orfandad de posibilidades de desarrollo a cientos de países nacidos del sistema colonial que los viajes de descubrimiento trajeron consigo durante varios siglos. Y ese mundo desigual gestó el Denominado Mundo Subdesarrollado y también llamados: países del Sur, Periferia, en Desarrollo, etc. Con la traición a la clase obrera durante las revoluciones democrático burguesas en la década de los años 40 del siglo XIX la Burguesía ¨quemó las naves¨ de su etapa revolucionaria en la historia de la humanidad, y fue así que entró al ¨reino de las tinieblas¨ de la contrarrevolución y el engaño premeditado a los pueblos del mundo.

Ni los avances científico tecnológicos reales que el capitalismo ha generado y que muchos denominan ¨esfuerzo civilizatorio¨ ni sus logros culturales y en otros ámbitos de la vida social: informática, telecomunicaciones, medicina, conquista espacial, biología molecular, física del micromundo, Nanociencias y nanotecnologías, etc  podrán exonerar de culpas y responsabilidad histórica, social y civilizatoria al régimen burgués.

Las consecuencias de tales logros necesarios están salpicados de enormes sufrimientos, sacrificios, enlodados éticamente por los más despiadados y crueles métodos de explotación del hombre por el hombre, por millones de vidas truncadas por guerras expansionistas signadas por ideologías del despojo a favor de los más ricos y por un daño casi irreparable al medio ambiente, entre muchos otros males que gravitan en la memoria de los pueblos.

Ahora se reúne, como cada año, el selecto Club de los países más ricos en Davos. En torno a los representantes de estos países se teje un alud de informaciones que concitan disímiles expectativas.

Una matriz de opinión recurrente –que ya solo pueden horadar las débiles conciencias de los incautos que le dan visos de veracidad- fabricada por el monopolio mediático expresa que: los ricos están reunidos en Davos para ¨gestionar¨ soluciones para todos los retos globales que hoy enfrenta la Humanidad. Veamos a continuación el carácter superlativo de esta mentira inconfesada:

La inviabilidad real de desarrollo de más de un centenar de países, la inalcanzable justicia social, la reivindicación del papel de los pueblos originarios y el derecho a la vida, el no a las guerras, la carrera armamentista, el consumismo casi irracional, la agresión al medio ambiente y el consabido cambio climático, jamás se podrán alcanzar bajo el sojuzgamiento impuesto por el imperialismo.

Esto es, en síntesis, de razones suficientes para la unidad concertada de pueblos, sujetos sociales y políticos que deben preparar las batallas actuales y futuras por un Mundo Mejor.

Las reuniones de ricos, como la de Davos, solo desgranarán migajas bajo la factura de proyectos asistenciales, dádivas benéficas a través de entidades de La ONU o las llamadas ONG, muchas de las cuales encubren planes subversivos contra gobiernos y pueblos que no aceptan los dictados hegemónicos Globales del Imperialismo.

En el 2018 Davos tiene una nueva ¨cortina de humo¨ mediática: La presencia de un ¨elefante en la cristalería¨: D. Trump, quien piensa convencer a todos los presentes, y más allá de ser posible, que solo el proteccionismo que ahora su gobierno preconiza en EEUU es un paso indispensable para ¨ordenar¨ el manejo de la economía y las finanzas a escala mundial. Movería a risa esta afirmación sino viniera de tamaño Emperador.

A los ricos: Ganar-Ganar. A los pobres: Perder-Perder. Así ha sido la saga de estas reuniones en Davos. Y cuando decimos: Más de lo mismo, la única alternativa viable, revolucionaria y compatible con la envergadura de los problemas y retos que enfrentan los pueblos en este siglo XXI no podrá ser otra que la lucha por el Socialismo.

Ese es el camino de Cuba y su noble y heroico pueblo: Socialismo humanista y solidario como pidiera Chávez para nuestros países de A Latina. Y ese socialismo hay que construirlo desde la inteligencia épica colectiva de los pueblos y sus vanguardias políticas, con racionalidad, participación incluyente de todos los que vean una luz al final del ¨túnel Capitalista¨, solo así las esencias de la nueva sociedad humana, ya en gestación, se abrirá paso dándole sentido y contenido verdaderamente humano a la actual Época Histórica de la Construcción Socialista a escala Mundial.

Un pensamiento en “En defensa de la época de transición al socialismo: reuniones de ricos, en Davos, no es la vía.

  1. Un mundo cada vez menos equitativo, en el cual un 15 % de sus habitantes consumen aproximadamente el 80% de los recursos energéticos y similares. Tuve la oportunidad de mostrar estos elementos en mi reciente mínimo de PSCT requerido para doctorado, y sinceramente es imposible definir la desigualdad existente en el convulso y globalizado mundo actual. La humanidad pide a gritos cambios radicales en los dogmas impuesto por el capitalismo rapaz, personajes como el “señor” presidente de los EUA son los que garantizan una eminente y segura desaparición de la raza humana
    Muy buen articulo de profesor DrC. Alfonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *