El diario de René (+ PDF)

Por: René González Sehwerert

Publicado en: Desde el banquillo

Y de nuevo al teclado. Es la mañana del viernes 6 de abril y, como te prometí, quiero brindarte el resumen del testimonio del experto en aviación presentado por la defensa, coronel George Buchner.

El señor Buchner no es el clásico experto, con aire profesoral y deseos de extenderse ante cada pregunta en una explicación interminable. Por el contrario, es bastante parco y cuesta trabajo sacarle las palabras de vez en cuando, lo cual nos preocupó algo al principio, tal vez porque nos puede haber dado la impresión errónea de que le faltaba seguridad.

Pero a medida que fue desarrollando su testimonio, se mostró como un experto seguro de sus opiniones, y esa característica de su parquedad se convirtió en una ventaja, pues el testigo se fue revelando como una persona llana, directa y lejana a la de un testimoniante profesional, como su contraparte el capitán Leonard. Y yo creo que esto le dio más credibilidad. El coronel asumía con la misma imparcialidad tanto las preguntas perjudiciales como las que sostenían su posición, y nunca se anduvo con rodeos o subterfugios cuando los fiscales lo pusieron en un camino aparentemente negativo, dejándose llevar para luego salir por sí mismo bajo la fuerza de su lógica y su convicción en lo que decía.

Su obra de arte fue la combinación del audio de los Mig con las grabaciones, tanto visuales como de audio, realizadas a bordo del N2506. Sin lugar a dudas fue un trabajo serio y muy meticuloso, que arroja serias interrogantes sobre todo el despliegue de radares, programas de computadoras y otros artilugios empleados por la Fiscalía. Tan sólido fue este trabajo, que Kastrenakes no quiso ni ponerlo a prueba durante su contraexamen.

En fin, que el señor Buchner fue un testigo fuerte, creíble, que aportó una teoría de los hechos novedosa y a partir de un ángulo nuevo. Por otra parte, he aquí a otro militar norteamericano que, estando en la trinchera opuesta, en un momento dado es capaz de ponerse en el lugar de nuestro país, respeta nuestra soberanía y evidentemente rechaza cualquier actividad encaminada a crear tensiones entre nuestros dos países, esto sin hablar del respeto que mostrara por su contraparte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el coronel Capote.

Escrito desde el banquillo. El diario de René (Tomo I)

Escrito desde el banquillo. El diario de René (Tomo II)

Escrito desde el banquillo. El diario de René (Tomo III)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *