Algunas aristas de la Batalla ideológica actual (Tercera Parte)

 Por Alfonso Alonso Franquiz. Profesor del Departamento de Marxismo. Miembro de la Dirección del Comité PCC de la UMCC.

 Quizás para muchos, con desconocimiento sobre algunas “zonas” de nuestro proceso revolucionario, y de la teoría Marxista Leninista acerca de la transición al socialismo (en la cual las tres partes integrantes están implicadas), les sirva de enseñanza histórica ver el contenido de los Lineamientos aprobados por el VI Congreso del PCC, después del macro-ejercicio de discusión democrática en todo el país, donde las cifras son elocuentes si constatamos que (según datos oficiales publicados  en un tabloide titulado: “Información sobre los resultados del Debate de los Lineamientos de la Política económica y Social del Partido y la Revolución”,  pág. 3 de mayo 2011). “De los 291 lineamientos iníciales se analizaron en 163mil 79 reuniones, con 8 millones 913 mil 838 participantes; esta cifra incluye a los que asistieron tanto a las reuniones de sus organizaciones de base, como a sus centro de trabajo o estudio y las de la comunidad.

Se realizaron 3 millones 19 mil 471 intervenciones, que se agruparon en 781 mil 644 opiniones. Más de 395 mil opiniones fueron  aceptadas e incluidas en la reformulación de los Lineamientos; unas 210 mil correspondieron a acciones de la implementación; más de 65 mil fueron dudas o preocupaciones que se esclarecerán mediante los programas de divulgación; otras 62 mil opiniones se refirieron a temas que ya estaban contenidos en diferentes Lineamientos y aproximadamente 50 mil no fueron aceptadas o se continuarán estudiando en etapas posteriores.” Veamos, como dato curioso la siguiente tabla sobre el agrupamiento de las opiniones y propuestas emitidas por nuestra población:

     CONCEPTOS                                                        TOTALES            %

Lineamientos originales                                               291                    100

Se mantuvieron iguales                                                  94                    32

Modificados o integrados en otros                             197                     68

                   Modificados                                                   181                   62

Lineamientos integrados con otros                                16                      6

Se incorporaron nuevos                                                   36

TOTAL DE LINEAMIENTOS RESULTANTES

DE ESTA ETAPA DE DISCUSIÓN……………………………….311

Luego, como uds conocen se efectuaron dos rondas más de discusiones para enriquecer los Lineamientos que serían presentados al VI Congreso del PCC. La segunda etapa: Discusión en las provincias por los delegados al Congreso y los invitados. La tercera etapa: Discusión por las Comisiones durante el VI Congreso. (Vean los datos en el texto de referencia).

Todo lo anteriormente apuntado y lo que ahora estamos haciendo en la implementación de los acuerdos adoptados en el VI Congreso y en la 1ra Conferencia Nacional del PCC, pueden conducir a que algunos compañeros hagan eventuales “catarsis teóricas” y también, incluso, una u otra “catarsis existencial” ( pues se les puede ocurrir que dichos cambios al “Modelo” económico cubano, que incluye dosis de nuevos espacios para la propiedad privada, las relaciones mercantiles, etc nos van a conducir de facto hacia el Capitalismo); y no vean que el Mundo cambió y que Cuba tiene necesidad de cambiar también para preservar el todo, que no es otra cosa que la Revolución, que tanta sangre y sacrificio costara. Me permito aquí otra digresión en el plano del conocimiento de la tradición Marxista Leninista. Me parece oportuno recomendar (al menos yo lo estoy haciendo de nuevo)  que, al calor de los cambios y sucesos de la vida política y económica internacional y de la nuestra en particular, hagamos un acopio de tiempo para la relectura de textos fundacionales del Marxismo Leninismo. Sobre todo insisto en los textos de la última etapa (tres años y medio antes de morir), de Lenin. Creo que sobre todo desde octubre de 1921 y todo lo acontecido después. Es vital para sacar nuevas conclusiones sobre la validez de lo que hoy estamos haciendo en Cuba. Recuerdo mis años de investigador del pensamiento del Che y  algunas de mis discrepancias, en torno a la apreciación de que la NEP sólo fue un repliegue táctico, casi infiriéndose de esto que su desmontaje prematuro y voluntarista, por parte de Stalin fue lo correcto, cuando en los textos finales de Lenin veremos que era una adaptación estratégica a las condiciones concretas de Europa y de Rusia en particular (al tiempo que se fue gestando la URSS, la cual, como se sabe quedó conformada en diciembre de 1922). ¿Cuánto de la NEP retomó Deng Zeao para conformar su visión de las Nuevas Reformas en China?  Y no dejar de estudiar otras experiencias particulares de construcción Socialista. Es bueno mantenernos informados sobre todo esto y que lo discutamos colectivamente.

En resumen, se impone estudiar mucho esos y estos tiempos, para no comportarnos como ICONOCLASTAS o FRANCOTIRADORES; ni tampoco justificar y defender lo que no es defendible, y que son actitudes que debemos eliminar como parte de nuestra praxis; y sacar las enseñanzas necesarias para no mellar el filo revolucionario de todo nuestro quehacer profesional. Me da un profundo escozor el sólo hecho de pensar que alguno de nosotros no veamos la importancia  estratégica de nuestra tarea como formadores de conciencia revolucionaria; o que veamos el M-L sólo como una más de las doctrinas o corrientes de pensamiento que pululan por el mundo.  Y que así le hagamos un excelente servicio a la ideología Neoliberal del Imperialismo, la cual nos quiere mansos, respetuosos, acríticos, desideologizados, llenos de una edulcorada visión del mundo (el cual ya no tiene ni explotadores y explotados, antagonismos de clases, saqueo de riquezas, xenofobia y una real amenaza de guerra nuclear o de exterminio de la vida por los efectos de la depredación del medio ambiente, entre otros muchos males actuales) y, por todo ello, es que debemos seguir el apotegma del Che: “La revolución se hace a través del hombre, pero el hombre tiene que forjar día a día su espíritu   revolucionario” (El Scmo y el Hombre en Cuba; 1965).

En esta batalla político-ideológica cotidiana debemos estrechar filas. Al respecto hemos dado indicaciones, desde la dirección del comité del partido en la UMCC, de reforzar el trabajo de atención a los profesores adiestrados y demás trabajadores jóvenes; así como a los grupos de 1er año de todas las carreras (hemos pedido profundizar en las caracterizaciones, ver la conformación del claustro que le imparte clases, quiénes son sus profesores guías, los jefes de colectivos de año, quiénes los atienden por el PCC y la UJC,  fortalecer el apoyo y la atención que deben recibir los dirigentes de 1er año), sin descuidar para nada toda la complejidad del trabajo político-ideológico en su conjunto. En este empeño formativo participamos los factores (dirección docente-administrativa,  sindicato, UJC, FEU y PCC en cada área) los cuales  estamos organizados y unidos en el empeño común de forjar profesionales altamente calificados y comprometidos con la revolución. Y para darle cumplimiento a nuestra misión, como dice la canción de Buena Fe, “todo el mundo cuenta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *