José Martí Y Carlos Marx. Dos emancipadores sociales.

Por el M.Sc. Manuel Mauricio López y el Dr.C. Alfonso Alonso Franquiz.

José Martí y Carlos Marx, dos hombres del mismo siglo con más de 30 años de diferencia en edades y de latitudes distantes, cuyas ideas germinaron y se desarrollaron bajo enemigos y situaciones distintas, no llegaron a conocerse, aunque coincidieron en el tiempo; uno más viejo, el otro muy joven. Ambos tuvieron la misma utopía: un mundo nuevo mejor. Ambos impregnaron a los pueblos de la posibilidad real de esa utopía y llenaron sus corazones y mentes de esa convicción.

Las concepciones y convicciones de estos pensadores legítimos han de ser de obligada consulta para analizar y comprender el mundo actual, sus tendencias y rumbos y así, a través del estudio del comportamiento de los hechos, poder vislumbrar “verdades cuantiosas[1] que orienten el accionar revolucionario.

Sigue leyendo

En Cuba no mandan los Borbones hace rato.

Maceo, paradigma de la independencia nacional.

 Por el Dr.C. Eduardo Torres Alpízar

El Rey de España, hijo de aquel otro Rey que exterminaba elefantes en sus hora de asueto, un señorito que nació con el apellido Borbón, y que después de su coronación responde al nombre de Felipe VI, acaba de declarar a la prensa que no viajará a Cuba, hasta que el General de Ejército y Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, nuestro Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Raúl Castro Ruz, no renuncie a sus responsabilidades al frente de Cuba. Además de irrespetuosas, sus palabras resuman un tufillo de anacronismo que sorprende. Debiera saber este reyezuelo, que lejanos están los días en que los españoles exterminaban a nuestros aborígenes, y Felipe II se vanagloriaba de que en su reino nunca se ponía el sol.

Debiera saber este monarca trasnochado que nuestros jefes nunca bajaron su frente ni ante los Presidentes del mayor imperio de la historia de la humanidad. Así que no será un represente de las vetustas y anacrónicas monarquías europeas, quien haga que nuestro sistema político retroceda ni un ápice. A pesar de los años transcurridos y la sangre derramada en los campos de Cuba Libre, la derecha española desde la época de Cánovas, con su política de “hasta el último hombre y la última peseta” siempre ha luchado contra la existencia de una Cuba independiente.

Sigue leyendo

El León de Oriente.

Mayor General del Ejército Libertador de Cuba José Marcelino Maceo y Grajales

 Por el Dr. C. Eduardo Torres Alpízar

Hoy cinco de julio es una fecha significativa para dos pueblos hermanados por la sangre, y por la lucha común por defender su soberanía frente a dos de los más poderosos imperios de la historia. Hoy se cumplen 200 años del Bicentenario de la Independencia de Venezuela, y el 115 aniversario de la caída en combate del más temerario de los miembros de la “tribu heroica”, el Mayor General José Maceo y Grajales, “El León de Oriente”.

Hace uno días dediqué un artículo a su hermano querido, el Mayor General Antonio Maceo. Sin embargo, aquel post estaba motivado por un motivo de fuerza mayor. Un miembro de la derecha española, había mentido, tergiversando la historia y haciendo una valoración muy poco veraz de la figura del “Titán de Bronce”. Sin embargo hoy, en homenaje a su caída, escribiré acerca de la figura de aquel, que murió en la Loma del Gato, porque fiel a su costumbre de marchar a la vanguardia al frente de sus tropas, recibió un impacto de bala de fusil en su cabeza.

Sigue leyendo

Antonio Maceo, el héroe sin par.

La Mejorana, pieza de la exposición Dicha grande, de Yasser Lezcano. (Foto: Tomada de la edición digital de Juventud Rebelde)

La Mejorana, pieza de la exposición Dicha grande, de Yasser Lezcano. (Foto: Tomada de la edición digital de Juventud Rebelde)

 Por el Dr. C.T. Eduardo Torres Alpízar

Muy pocos pueblos pueden contar con verdaderos héroes legendarios. En algunos casos, las referencias históricas resaltan como figuras de renombre a grandes conquistadores y reyes legendarios. Estos forjaron su leyenda a sangre y fuego en la mayoría de los casos, aunque esto conllevara la destrucción de manera total de naciones enteras.

Como nuestro Apóstol nos legó en texto memorable “Los que pelean por la ambición, por hacer esclavos a otros pueblos, por tener más mando, por quitarles a otros pueblos sus tierras, no son héroes sino criminales”. Sin embargo, Cuba es un caso excepcional. Nuestra Patria ha tenido a lo largo de su historia una pléyade de figuras inconmensurablemente grandes. La lista es enorme desde Hatuey, hasta nuestros 5 Héroes Prisioneros en Cárceles de los Estados Unidos de Norteamérica.

Pero si Martí es el más grande de todos los cubanos, y Fidel el más fiel continuador del legado martiano, el más grande soldado nacido en Cuba, no es otro que José Antonio de la Caridad Maceo y Grajales.

Sigue leyendo

Con la Patria siempre en el corazón.

Por Lisandra Gómez Guerra

LA REFORMA, Jatibonico, Sancti Spíritus.— El cuarto hijo de la familia Gómez-Toro, Francisco, nacido el 11 de marzo de 1876, a quien todos llamarían Panchito, descollaría desde pequeño por poseer una personalidad superior al resto de sus hermanos, fraguada al calor del proceso revolucionario. Bien lo advirtió José Martí al describirlo como «la criatura humana de menos imperfecciones que había conocido».

Por decisión familiar, en diciembre de 1877 Bernarda Toro (Manana), la madre de Panchito, junto a sus otros hijos, partió hacia Jamaica. Atrás quedaría el padre de los niños, el Generalísimo Máximo Gómez, quien había estado ausente del hogar durante la mayor parte del tiempo por su consagración a la lucha insurreccional.

Tras el Pacto del Zanjón, Gómez se unió a su familia. Fue entonces cuando padre e hijo compartieron juntos no pocas lecciones. De su progenitor, Panchito aprendió el significado de lo que era la lucha por una causa, la libertad y la nación. Heredó el coraje para ofrendar su vida por un bien mayor. Tuvo la posibilidad de acercarse, primero desde las anécdotas y luego mediante el contacto directo, a José Martí y Antonio Maceo, quienes fueron sus paradigmas.

Sigue leyendo

El Coronel Néstor Aranguren.

El coronel del Ejército Libertador de Cuba, Néstor Aranguren.

Por el Dr. C.T. Eduardo Torres Alpízar

La historia gloriosa de nuestra Patria, la conforman las acciones de numerosos hombres y mujeres nacidos en esta tierra, que para la posteridad han ido cimentando la Cuba que hoy conocemos. El paso de los años, ha hecho que algunos de nuestros héroes epónimos hayan caído en un inmerecido olvido, que no se corresponde para nada con la vida ejemplar y el sacrificio que muchos de ellos hicieron para legarnos una república libre e independiente. Hoy quiero hablarles de un valeroso joven cubano que entró en la historia de Cuba con apenas 22 años. Ese joven era el Coronel del Ejército Libertador de Cuba, Néstor Aranguren, uno de los más bravos mambises. Su vida hermosa al servicio de Cuba, bien puede servir para producir uno de esos filmes que la cinematografía cubana sigue debiéndole a muchos de nuestros héroes y mártires.

El niño que después se convertiría en héroe de la Patria, nació en La Habana en el territorio que hoy ocupa el municipio Centro Habana. Sin embargo desde muy pequeño fue a vivir a Guanabacoa. En ese entorno, marcado para siempre por la leyenda de Pepe Antonio y sus milicianos, sus padres Don Benito Aranguren Jiménez y Doña Matilde Rabel, no solo le enseñaron buenos modales y a ser un hombre de bien, sino que le inculcaron además el patriotismo y el amor a la causa independentista que ambos profesaban. En Guanabacoa se le considera a Néstor, uno de sus hijos ilustres más queridos.

Sigue leyendo

De Mariana, Antonio…

El Lugarteniente General Antonio Maceo Grajeles

Por Odalis Riquenes Cutiño

En el ejemplo de virtud de su madre, Mariana Grajales Coello, encontró el Titán de Bronce muchas de las claves que lo llevaron a empinarse como hombre y tocar las cumbres más altasde nuestra historia

SANTIAGO DE CUBA.— «De la madre, más que del padre, viene el hijo, y es gran desdicha deber el cuerpo a gente floja o nula, a quien no se puede deber el alma; pero Maceo fue feliz, porque vino de león y leona (…)», escribiría con la sagacidad que le caracterizó nuestro Héroe Nacional José Martí, al hurgar en las raíces que sustentaban al Mayor General Antonio Maceo Grajales.

Y es que aquel andar pegado a las esencias, más que al accidente de la vida, que definió el bregar del mayor de los Maceo Grajales, además de la influencia del medio que le circundaba, del aporte de su padrino, maestros y amigos, se afinca en las lecciones de un hogar de rigor y virtud, humilde pero lleno de amor, y en el que particularmente su madre era horcón, aliento, acicate… ternura, rasgos que incorporaría Antonio a su personalidad.

Sigue leyendo

Presencia de Antonio Maceo en la provincia de Matanzas.

Por el Dr. Roberto Andrés Verrier Rodríguez, Profesor de Mérito de la Universidad de Matanzas

Este trabajo se  dedica, en justo homenaje, al general Antonio Maceo y Grajales, por el 160 aniversario de su natalicio, es el resultado de la investigación desarrollada en los inicios de la década de los noventa por el autor del trabajo y por el Cro Lic. Osmundo Alvarez Alfonso, ya fallecido, por lo tanto es también un recuerdo a su memoria y a la labor desarrollada por él en el Ejecutivo Provincial de la UNHIC, desde su fundación.

Se tratará sobre las visitas que realizó el General Antonio Maceo a la provincia de Matanzas, de carácter civil y durante la Invasión de Oriente a Occidente.

Los principales autores de la vida y obra de Antonio Maceo reflejan en sus biografías que, él realizaba dos visitas a la provincia de Matanzas: una en 1893 y su presencia militar durante la Invasión.

Los investigadores seleccionados para escribir la Historia Local de Cárdenas refieren dos visitas de Maceo: una civil en 1890 y otra militar, durante la Invasión.

Sigue leyendo

José Martí, la historia de Cuba y las relaciones con Estados Unidos, hoy.

José Martí por Fariñas

 Por Diego de Jesús Alamino Ortega y Yenile Aguilar Rodríguez *

El día 17 de diciembre de 2015 fue un día de júbilo en Cuba, al producirse el arribo a la Patria,  después de cumplir  16 años de injustas condenas, de los  tres  luchadores antiterroristas, del mundialmente conocido Caso de los Cinco,  que permanecían  en cárceles de Estados Unidos. Esta constituyó una victoria en principalísimo lugar de la  inclaudicable postura de los que para todos los seres humanos de buena voluntad han sido reconocidos como Héroes;  de la persistencia del pueblo cubano en la lucha por su liberación y de todos los que en diferentes latitudes se incorporaron al justo reclamo.

Aparejada a esta noticia, se anunció en alocuciones  simultáneas  por los Presidentes de Cuba y EEUU, el interés de restablecer relaciones diplomáticas;   comenzaron entonces a soplar aires de reconciliación y entendimiento entre las costas de dos vecinos geográficamente muy cercanos,  después de más de cincuenta años, lo que  también fue recibido con beneplácito por los cubanos de buena fe de aquí y de allá y la comunidad internacional, incluyendo a  Su Santidad el Papa Francisco.

Sigue leyendo

Martí en Cuba hoy.

José Martí. Pintura de Ernesto García Peña, perteneciente a la Colección del Centro de Estudios Martianos

 Por Pedro Pablo Rodríguez

“El honor es la dicha y la fuerza”

El día antes de su muerte en combate José Martí escribió con plena convicción: “Sé desaparecer, pero mi pensamiento no desaparecería”. Se refería a que quizás las circunstancias del movimiento liberador lo condujesen a tener que salir de Cuba y quizás hasta a perder su indudable liderazgo mayor. Con su honestidad y entrega proverbiales manifiesta su falta de ambición personal por el ejercicio del mando y afirma, sin gota de vanidad, su conciencia de cuánto habían calado en los patriotas las ideas de su programa revolucionario. Sin duda, pues, tenía confianza en el alcance logrado por su pensar, expuesto durante tantos años a través del escrito, la oratoria, el fraternal in­tercambio frente a frente y de modo es­pecial mediante su cuidadosa labor como Delegado del Partido Revolucionario Cu­bano.

Desde luego, ni derrotismo ni vocación suicida alguna se escondían en sus palabras de la carta que empezara en el campamento de Dos Ríos el 18 de mayo de 1895 y que quedara inconclusa por su caída al día siguiente. Recuérdese que en ese mismo documento explicaba que se dirigía hacia Camagüey junto con Máximo Gómez para convenir y formar el gobierno de la revolución, y que allí también le solicitaba a su destinatario —el amigo de siempre, Manuel Mercado, entonces subsecretario de Gobernación de México— el apoyo práctico de la nación hermana a la lucha independentista cubana.

Sigue leyendo