Marcos Rubio: Un hijo americano.

Marcos Rubio. Foto: BBC.

 Por José Luis Méndez Méndez

Tras la derrota en sus aspiraciones presidenciales de 2016, parecía que Marco Rubio pasaría a ser uno más en el baúl de los fracasados políticos republicanos. El amante de los nada mesurados  “foam parties” de la gay South Beach, en Miami acabada de perder la nominación del Partido Republicano frente a Donald Trump, quien después resultó electo presidente y el mimético senador se reconcilió con él después de haberlo denostado hasta el cansancio durante la puja electoral.

Como ave fénix resurgió de sus cenizas el senador por Florida, quien ya se encuentra tejiendo en este momento su próximo lanzamiento como candidato a la Oficina Oval de la Casa Blanca en los comicios del 2020 y se enfoca en explotar dos vetas para escalar: Venezuela y Cuba.

Sigue leyendo

Venezuela: las dos tácticas de la derecha.

Caricatura: Misión verdad.

Por Atilio Borón

Mucho se ha hablado de que la derecha no hizo campaña para las elecciones del Domingo 6 de Diciembre en Venezuela. No es así. En realidad, la MUD (Mesa de Unidad Democrática) trabajó intensamente para tratar de derrotar al gobierno de Nicolás Maduro.Sólo que su campaña no la hizo en el terreno electoral, porque es un espacio en el cual ha sido sistemáticamente derrotada desde el triunfo del Comandante Hugo Chávez Frías en las elecciones presidenciales de Diciembre de 1998.

Su táctica ha sido otra: promover el desabastecimiento programado de artículos de primera necesidad para, de ese modo, desatar la ira popular en contra del gobierno; “calentar la calle” mediante provocaciones, el terrorismo mediático y la desinformación; establecer vínculos y articular acciones desestabilizadoras dentro del país con la ayuda del paramilitarismo sudamericano comandado por Álvaro Uribe Vélez desde Colombia; y contribuir a una campaña internacional, de una intensidad y coberturas muy pocas veces vista en la historia, para satanizar al gobierno bolivariano, distorsionar las informaciones sobre lo que está ocurriendo en ese país y reclutar, bajo las órdenes de José M. Aznar en su calidad de lugarteniente de Washington, una legión de presuntos guardianes de la democracia que con sus escritos y conferencias atacan sin cesar, desde los medios hegemónicos, al gobierno de Nicolás Maduro.

Sigue leyendo