Curiosidades de la disidencia cubana.

Por Lázaro Fariñas*

En verdad, las cosas que suceden alrededor de los llamados disidentes en Cuba parecen haber salido del teatro del absurdo o del bufo. Veamos algunas de ellas:

Cada vez que las autoridades cubanas arrestan a cualquiera de los llamados disidentes en la isla, invariablemente la gran prensa se refiere al arresto como que fue efectuado por medio de una paliza. No importa si los videos que se toman en esos arrestos demuestran lo contrario. En casi todos los casos, se ve a los policías cubanos tratando de detener a uno de estos individuos, mientras el sujeto se resiste ante el arresto. En vez de caerles a leña limpia, lo levantan en el aire para poder meterlo en la patrulla. Ni la policía del Vaticano tiene un trato tan suave con alguien que van a detener y este se resiste. Resistirse a un arresto, en cualquier país del mundo, va acompañado de una tremenda mano de palos. Los ejemplos sobran y se ven todos los días en los noticieros de televisión, donde España y los Estados Unidos son clásicos.

En cualquier lugar del mundo, las personas que reciben órdenes y financiamiento de una potencia enemiga son llevados a los tribunales y juzgados por traición a la Patria. En las calles de Cuba, caminan libremente personas que acuden a la Sección de Intereses de los Estados Unidos a recibir instrucciones y plata. Este país, que por años ha mantenido una política agresiva contra Cuba, se da el lujo de hasta poner una urna electoral en sus oficinas para que sus empleados locales voten por el candidato a la presidencia de la Unión. Esos cipayitos, después de ejercer el voto, regresan tranquilamente a sus casa, con una jabita en la mano, sin que nadie los moleste.

Sigue leyendo