El Fusilamiento de los Ocho Estudiantes de Medicina.

Monumento a los Estudiantes de Medicina en la Punta

Por el Dr.C. Eduardo Torres Alpízar

Hace algunos días, una amiga querida, fiel lectora de este blog, me incitaba a escribir un artículo, debido a que según ella no debía dejarme llevar por lo apretado de mi agenda de trabajo, y reducir mi producción al punto de pasar una semana entera sin publicar algo. De paso me sugirió dos posibles temas: El alzamiento protagonizado por Frank País y sus compañeros del Movimiento 26 de Julio en Santiago, el 30 de noviembre de 1957, o el fusilamiento de los ocho estudiantes de medicina el 27 de noviembre de 1871.
Cualquiera de las dos efemérides son hitos importantes en la historia de Cuba, pero me decidí por rememorar el horrendo crimen perpetrado por el colonialismo español en la isla durante el pasado siglo, debido a que esos inocentes jóvenes inmolados en la flor de sus prometedoras vidas, tenían la misma edad entonces que mis estudiantes ahora. Ellos constituían la juventud universitaria cubana del siglo XIX, y por ello la Federación de Estudiantes Universitarios, de la cual forman parte mis educandos, los consideran sus primeros mártires.

Sigue leyendo

Josué País, el niño glorioso.

Josué País

Por Eduardo

Es muy difícil entrar en la historia de un país cuando apenas se comienza a vivir. Josué era el hermano menor de Frank País, el líder indiscutido del Movimiento 26 de julio en Santiago de Cuba. Sin embargo Josué era toda una recia personalidad de hombre en su juvenil estampa. Según María Antonia Figueroa «era todo coraje, emoción, pasión, apuro, y así se proyectaba en las cosas que iba a realizar. Una gente de pensamiento, de tremenda calidad humana en sus sentimientos. Un poco impulsivo, al contrario de Frank, que era muy reflexivo».

Asela de los Santos lo recuerda como «un muchacho bonito, alegre, muy expresivo, de ojos grandes, te miraba fijo, una se sentía examinada por él, aunque era una mirada inocente, de niño curioso y asombrado. Media como un metro setenta, un metro setenta y tres, unos dos o tres centímetros menos que Frank». Josué cuidaba mucho a las muchachas del Movimiento. Con Gloria Cuadras tenía una amistad muy bonita, él le llamaba Tía.

Sigue leyendo