Antonio Guiteras y el Gobierno de los “Cien Días”.

Antonio Guiteras

Por Eduardo

Desde que comencé a escribir en mi blog, ha sido una de mis mayores aspiraciones dar a conocer los hechos más significativos de la gloriosa historia de la tierra que me vio nacer. Y hoy, es uno de esos días que el pueblo de Cuba no debería pasar por alto. Un 9 de septiembre, asumía las riendas de la nación el “Gobierno de los Cien Días”; aquel que fue signado por la obra de una de las figuras imprescindibles en el devenir histórico de la Nación Cubana, el bravo Antonio Guiteras Holmes.
Desde que vio la luz en una familia vinculada indisolublemente a la historia de la ciudad de Matanzas, la familia Guiteras – Gener, el pequeño Tony escuchaba a sus mayores hablar sobre el martirologio de su tío José Ramón Guiteras, quien fue fusilado en Matanzas, cuando con solo 18 años, fue apresado por las tropas españolas cuando intentaba incorporarse a las tropas mambisas. También supo que en la lejana Irlanda, un tío abuelo suyo, John Walsh, encabezó un levantamiento en contra de la corona británica.
Aunque nació en Filadelfia el 22 de diciembre de 1906, y su madre Marie Therese Holmes era norteamericana; su padre Calixto Guiteras supo inculcarle el amor a la tierra cubana, de manera tal que Tony nunca se sintió perteneciente como ciudadano a otra nacionalidad que no fuese la cubana. La educación recibida de su familia, trajo como consecuencia que al iniciar el bachillerato, el joven se vinculara a partir de entonces a las luchas por cambiar el estado de las cosas en beneficio del pueblo cubano.

Conferencia sobre Mella en UMCC, 25 de marzo de 2013.

Por la Dr. C. Omayda Naranjo Tamayo. Profesora del Departamento de Marxismo.

Conferencia dictada por la autora en el recién concluido Forum de Historia de la UMCC, con motivo del natalicio de Julio Antonio Mella.

En múltiples ocasiones, siendo ya profesora en la universidad de Matanzas, me preguntaba al iniciar el tema de la república neocolonial cómo los estudiantes veían a Julio Antonio Mella. Me resultaba particularmente curioso que se enfatizara solamente en pequeños detalles cuando su trayectoria era determinante y vasta. Me preguntaba, ¿lo verán cómo un estudiante impetuoso que se opuso a los desmanes de los gobiernos de Zayas y Machado?¿Cómo el joven revolucionario que no vaciló un instante en defender a Cuba de la voracidad de los intereses foráneos, específicamente norteamericanos?¿como un joven de su tiempo que con su elegancia natural cautivaba a sus contemporáneas?¿como el amante de la verdad y la libertad de su patria? Para enfatizar en estas y otras ideas valiosas de su rica trayectoria ha sido necesario valerse de anécdotas, la remisión a disimiles textos, pero sobre todo hurgar en la historia de los años iniciales del pasado siglo para comprender quien fue este excepcional líder de estatura nacional y continental.

En la década del veinte del pasado siglo XX surgió en Cuba un movimiento renovador que tuvo en los predios de la universidad de la Habana un sitio de confluencia. Era una necesidad de la mayor isla del Caribe eliminar la extrema dependencia económica y política que tenía el país de parte del gobierno de los Estados Unidos, pero sobre todo arrancar de la raíz del poder a gobiernos corruptos como el presidido por Alfredo Zayas Alfonso en el período 1921- 1925 y sobre todo el liderado por Gerardo Machado Morales durante los años 1925 a 1933.

Sigue leyendo