A Cuba nadie le regaló su independencia.

El General de Tres Guerras Quintín Banderas

El General de Tres Guerras Quintín Banderas

 Por Eduardo Torres Alpízar

Anónimo:

La lucha contra España durante la Guerra Necesaria, ya la habíamos ganado desde que se realizó la invasión a occidente. En el año 1895, prácticamente más de la mitad de la renta del Estado español provenía de la producción y comercialización del azúcar, el tabaco y los alcoholes cubanos. La política de Cánovas de “hasta el último hombre y la última peseta”, había llevado a España a la más dura bancarrota. Te pongo un ejemplo. Cuando en la batalla de Santiago de Cuba entra en combate el acorazado “Cristóbal Colón”, como barco, este era mucho mejor que los barcos yanquis, sin embargo, por problemas económicos, los ibéricos no le pudieron montar su artillería pesada. Al decir de los marinos españoles era como un tigre sin sus colmillos.

El ejército español en Cuba sobrepasaba los 350 000 efectivos. De ellos casi un cuarto de millón de españoles, en su mayoría los famosos quintos, y alrededor de 100 000 cubanos traidores peleando al lado de España. El censo del Ejército Mambí al final de la guerra, arrojó que del bando patriota combatían unos 24 000 efectivos. ¡Pero que soldados eran aquellos! La infantería oriental dirigida por el General de Tres Guerras Quintín Banderas, sus famosos “cambutes”, marcharon desde Oriente a Occidente sin zapatos al mismo paso de la caballería mambisa. En su arsenal muchas veces iban a razón de cuatro tiros por cabeza, con la consigna de “un tiro y al machete”.

Sigue leyendo

La Familia Maceo – Grajales en el pensamiento martiano.

Martí y Maceo, unidos por el ideal patrio

Por el Dr. Roberto Andrés Verrier Rodriguez, Profesor de Mérito de la UMCC

«Honrar, Honra», expresó el Apóstol por la Independencia Patria. El Autor se honra, al rendir homenaje de cariño, respeto y admiración a la familia Maceo Grajales, en la cuna de la Revolución y de los Maceo.

Desde 1882 se comienza a establecer una relación muy estrecha entre Martí y Maceo y, así será, hasta Mayo de 1895, en que le escribía su ultima carta, días antes de su caída en combate, en el campo de luchas por la Independencia de la Patria.

Para redactar el contenido de este trabajo se tomaron como base fundamental las cartas dirigidas a Maceo y los artículos publicados por Martí en «Patria», en que da a conocer la admiración que sentía el Héroe Nacional Cubano, por la familia Maceo Grajales, y en especial por Antonio Maceo, Mariana Grajales y María Cabrales.

Sigue leyendo

Los últimos 38 días de Martí en Cuba

Por el Dr. Roberto Andrés Verrier Rodríguez

Cuando Martí cae en combate en Dos Ríos, el 19 de Mayo de 1895, tenía 42 años, 3 meses y 21 días de vida. De ese tiempo, sólo estuvo en su Patria amada 19 años, 1 mes y 17 días, es decir, que residió o estuvo en la misma, en montañas y llanos, el 45 % de su corta, pero rica existencia.

En su intenso periplo por tierras de Europa, América Latina, el Caribe y la estancia de varios años en el Norte revuelto y brutal, que tanto los desprecia, como él expresara, durante el período de su emigración obligatoria, formaba la recia personalidad, al revolucionario más radical de su época.

Por el análisis que hizo de las causas que provocaron el fracaso de la Guerra de los Diez Años, la Chiquita y otros fracasados intentos de insurrecciones, trabajó intensamente y une a los cubanos, a los patriotas del 68 y la Chiquita, a los viejos mambises con los pinos nuevos, para lograr la independencia de la Patria amada, constituir la República, con todos y para el bien de todos. Labora intensamente y funda el Periódico Patria el 14 de Marzo de 1892. Martí hace de Patria el órgano de difusión de las ideas libertarias del pueblo cubano y ejerce influencia determinante en la conciencia de éste. Patria difundió las ideas, educó políticamente, atrajo aliados políticos, aglutinó y organizó las fuerzas del pueblo emigrado y sirvió de cohesión con los que estaban en Cuba.

En un proceso desarrollado durante tiempo, logra la Proclamación del Partido Revolucionario Cubano, el 10 de Abril de ese propio año de 1892 y él resultó elegido como Delegado y Benjamín Guerra como secretario, por todos los Clubes Revolucionarios y se da a la tarea de reiniciar la lucha por la independencia de Cuba y ayudar a la de Puerto Rico. Ya Martí trabajaba con los grandes patriotas del 68 en la preparación, organización e inicio de la Guerra Necesaria.

Sigue leyendo