Análisis del artículo “El asesinato de Mella”.

Por Eduardo

Hace algún tiempo ya, en enero de 2011, un colaborador del blog “La Joven Cuba” envió al mismo un post titulado “El asesinato de Mella”. El trabajo fue publicado en la sección “Cartas a La Joven Cuba”, que habilitaron mis compañeros para presentar cualquier colaboración que se apartara de la línea editorial del blog.
Ese mismo día expresé mi desacuerdo con la tesis que manejaba el autor del artículo sobre un suceso tan doloroso e importante para la historia de Cuba, como lo constituyó el asesinato del fundador del primer Partido Comunista de Cuba, Julio Antonio Mella. Ahora reproduzco mi respuesta en “El Blog de Edu”.
Respuesta publicada en La Joven Cuba.
Como teoría folletinesca, esta versión del asesinato de Mella, a manos de la KOMINTERN, no pasa de ser otra de las tantas elucubraciones históricas que tan a diario vemos en los medios de desinformación capitalistas. Los investigadores cubanos, Adys Cupull y Froilán González, estudiosos de la vida y la obra tanto del Che, como de Mella, en sus libros dedicados a la figura de Julio Antonio, después de que durante muchos años revisaron documentos oficiales y periódicos de la época en México, Cuba, EE.UU., Italia, España y Rusia, exponen pruebas contundentes de que:
Machado envió a México a dos pistoleros llamados José Agustín López Valiñas y Miguel Francisco Sanabria. El primero de ellos fue el autor material del asesinato de Mella. Le realizó dos disparos al líder comunista por la espalda. Miguel Francisco Sanabria no alcanzó a disparar. López Valiñas fue juzgado en México sobre los hechos, denunciado por su esposa, y cumplió prisión hasta 1938. Murió el 15 de noviembre de 1958 en la cerrada de Altata (colonia Condesa), abatido a tiros por la espalda, cuando se trabajaba como chofer del senador Efraín Brito Rosado. Sanabria administraba un prostíbulo en Cuba cuando una puñalada acabó con su vida el 11 de octubre de 1942.