Rubén Martínez Villena. Nace un forjador.

Rubén Martínez Villena

 Por el Dr. Roberto Verrier Rodríguez, Profesor de Mérito de la Universidad de Matanzas.

Colaborador de la  Sección de Historia del Comité Provincial del Partido.

RUBÉN MARTÍNEZ VILLENA nació en el pueblo de  Alquízar, Provincia de La Habana, el 20 de diciembre de 1899. Desde muy temprano arraigó en su corazón el amor a la Patria, sus héroes, la justicia y la razón.

Fue un incansable lector de las obras de Martí, su maestro preferido, por lo que abrazó profundo a su Cuba y  a la América y por lo que pudo advertir el peligro que corrían ambas ante la embestida brutal, criminal, del imperialismo norteamericano.

Rubén tomó acción directa en la histórica Protesta de los Trece. Manifiesto que redactó en 1923: Juan Marinello, que fue uno de los que acompañaran a Villena en esa actividad, después expresaría: “ La protesta de los Trece supuso  una actitud distinta, nueva en los intelectuales cubanos, que hasta entonces se habían expresado  directa y militantemente,con riesgo  personal, su inconformidad ante la corrupción gubernativa” Por este hecho Rubén fue procesado, preso, reo por vez primera, lo que hizo agitarlo y definir más aún sus convicciones revolucionarias y continuar la lucha contra Machado.

Sigue leyendo

Notas de la Conferencia “La Universidad de Mella, José Antonio y Fidel”.

El Dr. Armando Hart Dávalos

 Por Armando Hart Dávalos (Octubre, 2014).

Si en nuestra sociedad la escuela es la primera y más importante institución cultural, las universidades son la luz más alta de la cultura. Hace más de un cuarto de siglo señalé que en ella se ganaba o se perdía la batalla de la cultura en la Revolución. Esa idea ha inspirado buena parte de mis empeños en defensa de la entidad patriótica de la nación cubana y estimulado mis contactos de estos años con diversas instituciones universitarias.

Obviamente me refiero a todo el sistema de centros de educación superior que hoy se extiende a lo largo del país. Donde antes de 1959 había tres universidades, existen en el curso que recién comienza 67 instituciones de educación superior, con más de 65 mil profesores y más de 260 mil alumnos. En los últimos 50 años han egresado más de un millón de profesionales universitarios.

Estas cifras denotan una nueva realidad, en cuanto nos permiten aproximarnos al carácter y la dimensión que adquiere el papel de la intelectualidad en la Revolución. Ha quedado atrás el tiempo en que ser intelectual, en nuestro país, equivalía a pertenecer a un sector social muy reducido. Cuando, en 1961, Fidel se reunió con un grupo de intelectuales y pronunció un discurso que sentó las bases de la política cultural de la Revolución, el encuentro se realizó en un salón de la Biblioteca Nacional.

Sigue leyendo

¿Qué está en juego en Ucrania?

Hitler es el paradigma de los neofascistas ucranianos

 Por el Dr. Alfonso Alonso Fránquiz, profesor del Departamento de Marxismo e Historia de la UMCC.

La memoria histórica es recurrente para algunos,  mientras que para otros se muestra escurridiza. Cada día la vida nos muestra con ejemplos es verdad de Perogrullo. En tal sentido cada mes de mayo revela cómo se confrontan dos actitudes meridianamente diferentes: aquellos que no olvidan lo que fue y es el Fascismo; y los que han olvidado –sea por amnesia histórica generacional o por políticas inducidas- cuánto costó a la humanidad más de una década de ascenso del Fascismo al poder, en Europa, y la fratricida guerra que este engendrara.

La bipolaridad surgida del fin de la 2da Guerra Mundial generó una costosa carrera armamentista con un gasto colosal de recursos materiales y humanos; propició un clima de tensión en las relaciones internacionales y la posibilidad real de una nueva guerra, ahora nuclear, de proporción incalculable; capaz de comprometer la existencia de la humanidad.

La llamada “Guerra Fría” fue un engendro del hegemonismo imperialista declarado por el entonces primer ministro inglés Churchill –en su célebre discurso en Fulton, 1948- conocido como “el primer disparo” de las potencias occidentales contra la prepotencia comunista del “Oso Ruso” (en clara denominación despectiva contra la dirección soviética de entonces) y el inicio de la batalla geopolítica, en la búsqueda de la primacía militar, riquezas estratégicas, nuevos aliados y áreas de influencia. Desde entonces el Mundo ya no fue igual.

Sigue leyendo

Vigencia del pensamiento de Che Guevara en el contexto histórico-social de América Latina; y de la construcción del Socialismo en Cuba en el siglo XXI.

Por Alfonso Alonso Fránquiz, Profesor del Departamento de Marxismo

Estamos transitando, desde hace unos años, por  los 50 años del paso de Ernesto Che Guevara en calidad de coprotagonista de la edificación del socialismo en Cuba. La riqueza de su pensamiento revolucionario está recogida en un compendio de 9 tomos conformados por numerosos artículos, ensayos, discursos, cartas, mensajes, partes de guerras, etc. A los estudiosos de su vida y obra nos resulta –como nos sucede con José Martí, Julio A Mella y otras excelsas figuras de nuestras luchas revolucionarias, que tuvieron una intensa pero corta vida-, aquilatar cómo pudo Che Guevara tener tamaña profusión en  su quehacer teórico y práctico, sobre todo desde el triunfo de la Revolución cubana el 1ro de enero de 1959; hasta que fue capturado en combate y asesinado un día más tarde por orden de la CIA, en Bolivia el 9 de Octubre de 1967, cuando comandaba la lucha guerrillera internacionalista.

Medio siglo nos distancian del trabajo que hoy presentamos a la consideración de ustedes. Los cambios desde entonces son notorios: El fin de la llamada “guerra fría”, del “mundo bipolar”; los avances de la RCT contemporánea; la Globalización; el Neoliberalismo; las consecuencias de las agresiones medioambientales y el agravamiento de otros no menos importantes “Problemas Globales”; la poderosa Crisis Económico-Financiera y Estructural desatada en el 2008 y sus consecuencias para el Mundo, de  la cual no escapa  ni la “culta Europa”, etc.El hegemonismo imperialista, la militarización, las guerras, el incremento de la producción y el comercio de nuevas generaciones de armas, el comercio desigual, el proteccionismo y el monopolio de la ciencia y las tecnologías  son rasgos que no han cambiado su esencia; sólo se han modificado los métodos y manifestaciones de la política global de dominación del Imperialismo.

Sigue leyendo

Análisis del artículo “El asesinato de Mella”.

Por Eduardo

Hace algún tiempo ya, en enero de 2011, un colaborador del blog “La Joven Cuba” envió al mismo un post titulado “El asesinato de Mella”. El trabajo fue publicado en la sección “Cartas a La Joven Cuba”, que habilitaron mis compañeros para presentar cualquier colaboración que se apartara de la línea editorial del blog.
Ese mismo día expresé mi desacuerdo con la tesis que manejaba el autor del artículo sobre un suceso tan doloroso e importante para la historia de Cuba, como lo constituyó el asesinato del fundador del primer Partido Comunista de Cuba, Julio Antonio Mella. Ahora reproduzco mi respuesta en “El Blog de Edu”.
Respuesta publicada en La Joven Cuba.
Como teoría folletinesca, esta versión del asesinato de Mella, a manos de la KOMINTERN, no pasa de ser otra de las tantas elucubraciones históricas que tan a diario vemos en los medios de desinformación capitalistas. Los investigadores cubanos, Adys Cupull y Froilán González, estudiosos de la vida y la obra tanto del Che, como de Mella, en sus libros dedicados a la figura de Julio Antonio, después de que durante muchos años revisaron documentos oficiales y periódicos de la época en México, Cuba, EE.UU., Italia, España y Rusia, exponen pruebas contundentes de que:
Machado envió a México a dos pistoleros llamados José Agustín López Valiñas y Miguel Francisco Sanabria. El primero de ellos fue el autor material del asesinato de Mella. Le realizó dos disparos al líder comunista por la espalda. Miguel Francisco Sanabria no alcanzó a disparar. López Valiñas fue juzgado en México sobre los hechos, denunciado por su esposa, y cumplió prisión hasta 1938. Murió el 15 de noviembre de 1958 en la cerrada de Altata (colonia Condesa), abatido a tiros por la espalda, cuando se trabajaba como chofer del senador Efraín Brito Rosado. Sanabria administraba un prostíbulo en Cuba cuando una puñalada acabó con su vida el 11 de octubre de 1942.

Julio Antonio Mella, un comunista poco ortodoxo: niñez y juventud.

Por: Harold Cárdenas Lema Profesor del Departamento de Marxismo de la UMCC (tomado de Rebelión)

En la historia de Cuba y su movimiento comunista existen varias posiciones y maneras de asumir la construcción del Socialismo. Los errores cometidos en este sentido estuvieron no sólo después del triunfo revolucionario sino desde los orígenes del movimiento comunista cubano. La improvisación y la copia mecánica de los mecanismos soviéticos estaban a la orden del día desde la misma creación del Partido en 1925, ya desde entonces la URSS no buscaba lograr la revolución mundial (que tanto preconizaba en sus discursos políticos) sino construir una estructura internacional conformada por partidos como el cubano, que sirviera de instrumento y garantizara la solidez de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Los dirigentes de nuestro primer partido eran una mezcla de genuino espíritu de sacrificio revolucionario y un dogmatismo que los limitaba en sus funciones. En este contexto tan complejo nació un joven que cambiaría para siempre la historia de Cuba y el movimiento comunista cubano: Julio Antonio Mella.

El 25 de mayo de 1903 nació un niño en la Habana Vieja llamado Nicanor MacPartland, era el nieto de Ramón Mella, famoso general de la independencia en República Dominicana. Por ser un hijo bastardo (algo normal en la época) viviría con su padre, madrastra y medio hermanas. Era un niño que debido a su estatus de hijo nacido fuera del matrimonio, en la casa se rebelaba a menudo contra la autoridad del padre y la madrastra. El padre contrató a una niñera para ayudar a la madre, la mulata Longina O´Farrill cumplió esta función. Una mujer tan bella, que inspiró al compositor Manuel Corona a hacerle una canción que se haría famosa en toda Cuba. Es fácil suponer cómo se formó el gusto de Mella teniendo a la “Longina seductora” como nana, quién además sería la que le enseñara sus primeras palabras en español.

Sigue leyendo