La partida física de Armando Hart Dávalos.

Armando Hart Recibe la Orden José Martí de manos de Raúl

Por el Dr. C. Alfonso Alonso Franquiz

Ha partido hacia la insondable inmortalidad histórica uno de los dirigentes revolucionarios más lúcidos, batallador incansable por la justicia social, por el rescate de la eticidad de la causa revolucionaria nacional y a escala mundial, un intérprete fecundo de la vida y la obra de José Martí -nuestro héroe nacional- de una fidelidad a los principios del Marxismo Leninismo y la búsqueda de de la viabilidad histórica de nuestra revolución , así como la lucha común de los pueblos por un Mundo Mejor, hombre de vasta cultura, nobleza de espíritu, sensibilidad humana, trato cordial y una enorme cantidad de martianas ideas bullendo en su mente.

Hart es un arquetipo de revolucionario que atalayó el papel que deben desempeñar los pueblos en la historia, en la defensa de sus anhelos de clase, y en la defensa de la identidad nacional. Pocos como él se preocuparon por escudriñar el alma de la patria, beber de la autenticidad de lo cubano, y sacar lo universal de la condición humana que nos refleja de cara al mundo del siglo XXI.

Sigue leyendo

¿Dónde está escrita “la política cultural” de la Revolución?

La Biblioteca Nacional de Cuba fue la sede de las célebres «Palabras a los Intelectuales» de Fidel castro, documento histórico que está en la base misma de la Política Cultural de la Revolución.

 por Yuris Nórido

Se habla mucho de la Política Cultural de la Revolución Cubana como si fuera un documento redactado… Pero, ¿cómo se aplica, en que se sustenta esa política?

Mucha gente habla de la política cultural de la Revolución como si fuera un documento redactado, publicado y distribuido. “Esto o aquello tienen o no tienen que ver con lo que dice la política cultural de la Revolución”. Pero, ¿qué dice la política cultural de la Revolución?

Hace algunos meses, en un debate en la Asamblea Nacional del Poder Popular, algunos diputados exigían un documento que estableciera pautas concretas sobre el tema. “¿Cómo yo sé si algo forma parte o no forma parte de la cultura que queremos promover?” —preguntaba una diputada.

Para ella y para algunos de sus compañeros de sesión ese asunto debería estar conceptualizado en un cuerpo escrito, de manera que no hubiera espacio para vagas interpretaciones.

Sigue leyendo