David tiene el reto de ser más astuto que Goliat.

 Por Rosa Miriam Elizalde

Discurso en nombre de los Premiados por la Comisión Nacional de Grados Científicos, del Ministerio de Educación Superior de Cuba.

Agradezco a la Comisión Nacional de Grados Científicos el honor que me hace al designarme para ofrecer estas breves palabras en nombre de los premiados, y les confieso que no salgo de la sorpresa. Me he visto en no pocos aprietos profesionales como periodista e investigadora, pero jamás ante uno en el que a la responsabilidad de la encomienda se une el peso de las columnas de esta Aula Magna, tan imponente en su belleza,  tan abrumadora en nuestros recuerdos.

La primera vez que estuve aquí fue para escuchar al doctor Carlos Rafael Rodríguez hace 30 años. Les juro que no entendí lo que dijo. Y no creo que haya sido por mi corta edad y por mi ignorancia. La razón, seguramente, es porque su mensaje estaba cifrado para hoy y ha llegado ahora en nuestro auxilio.  Releyendo en la colección Letra con filo el discurso de aquel día, resulta que Carlos Rafael nos habla de la necesidad del rigor en la formación científica, de la trascendencia que tiene para el socialismo la capacidad de examinar críticamente las propias ideas y las tradiciones culturales en que se ha crecido.

Sigue leyendo