Desmontando la mentira mediática contra Venezuela y la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente.

Por el Dr.C. Alfonso Alonso.

La derecha apátrida venezolana juzga, a diestra a siniestra, todos los modos de actuación de la dirección cívico-militar de la revolución bolivariana. Este es el método utilizado para generar una matriz de opinión adversa al proceso de transformaciones socioeconómicas y políticas que van dándole cumplimiento al programa de construcción socialista –cuyo núcleo está contenido en el Plan de la Patria que redactara el líder histórico de la revolución bolivariana Hugo Rafael Chávez Frías- y que preservan las principales conquistas sociales de los últimos 18 años.

Sigue leyendo

Nos visita Obama y primero vino Maduro.

Por Jesús López Martínez

La visita  a Cuba del presidente estadounidense Barack Obama ha suscitado expectación en todo el mundo. El ha definido bien sus objetivos: viene a traernos “el progreso”. Muchas personas en otros países y por qué no, también en nuestro país,  se han preguntado cuál será la posición cubana ante la política imperialista que solo ha cambiado sus métodos, pero no sus objetivos.

El editorial publicado por Granma y la intervención del canciller Bruno Rodríguez en la conferencia de prensa, deben haber disipado las preocupaciones de “los dudosos”. No vamos a entregar nuestro país, ni renegar de nuestra gloriosa historia.

Sigue leyendo

El López venezolano y el López puertorriqueño: un contraste esclarecedor.

Oscar López Rivera, en la cárcel, con la bandera de Puerto Rico

 Por Atilio A. Boron

La prensa del establishment en las Américas y Europa hace meses viene exaltando la figura de Leopoldo López Mendoza, líder del partido Voluntad Popular (un 1 % en las últimas elecciones municipales venezolanas) como la de un virtuosos estadista opositor,  mañosamente encarcelado por el gobierno de Nicolás Maduro. Pero la verdad es otra: López Mendoza es cualquier cosa menos un disidente democrático. Es el líder de una facción sediciosa de la derecha venezolana –entre cuyos dirigentes se encuentra la impresentable María Corina Machado- que en Febrero de 2014 se propuso alterar por la fuerza el orden constitucional vigente en su país y derrocar al gobierno venezolano. Los secuaces de López (la mayoría de ellos mercenarios pagados por Estados Unidos, según inapelables testimonios que salieron recientemente a la luz) hicieron uso de cuanta forma imaginable de violencia, desde incendios de edificios y medios de transporte públicos y privados, ataques violentos a universidades y centros de salud, erección de guarimbas, apaleamiento de chavistas y asesinatos. Como producto de estos desmanes perdieron la vida casi medio centenar de personas, la mayoría de ellas chavistas o personal de las fuerzas de seguridad del estado. López Mendoza fue arrestado por la comisión de estos crímenes, incluyendo varios casos de homicidio. Antes que un disidente detenido por sus ideas o proyectos políticos el personaje de marras es un delincuente que ha perpetrado crímenes que en cualquier estado se purgan con extensas condenas y, en algunos países, con la pena de muerte. [1]
Sin embargo, para la prensa del sistema López es un héroe, un demócrata perseguido por una feroz tiranía que en Venezuela habría conculcado todas las libertades. Si este personaje hubiera hecho en Estados Unidos lo que hizo en su patria habría sido encerrado de por vida en una cárcel de máxima seguridad. Eso precisamente es lo que le ocurrió a otro López, Oscar López Rivera, patriota independentista puertorriqueño y, por eso mismo, nuestroamericano, que por mucho menos de lo que hiciera el “López malo”  lleva 33 años de prisión en las cárceles norteamericanas.

Sigue leyendo

La amenaza fascista en Venezuela.

Maduro en la Marcha por la Paz

 Por Atilio A. Boron

La escalada desestabilizadora que actualmente sufre la Venezuela bolivariana tiene un objetivo no negociable: el derrocamiento del gobierno de Nicolás Maduro. No hay un ápice de interpretación de quien esto escribe en esta afirmación. Fue expresada en reiteradas ocasiones no sólo por los manifestantes de la derecha en las calles sino por sus principales líderes e instigadores locales: Leopoldo López (ex alcalde del municipio de Chacao, en Caracas, y jefe del partido Voluntad Popular) y María Corina Machado, diputada por Súmate a la Asamblea Nacional de Venezuela. En más de una ocasión se refirieron a las intenciones que perseguían con sus protestas utilizando una expresión a la que regularmente apela el  Departamento de Estado: “cambio de régimen”, forma amable y eufemística que reemplaza a la desprestigiada “golpe de estado”. Lo que se busca es precisamente eso: un golpe de estado que ponga punto final a la experiencia chavista. La invasión a Libia, y el derrocamiento y linchamiento de Muammar El Gadafi son un ejemplo de “cambio de régimen”; hace medio siglo que Estados Unidos está proponiendo sin éxito algo similar para Cuba. Ahora lo están intentando, con todas sus fuerzas, en Venezuela.

Sigue leyendo

Los asociados cubanos de Leopoldo López.

Leopoldo López y Yoani Sánchez en Forum 2000, Praga

 por Gregorio Salas Ribas

Esta vez los rufianes no se reunieron  para hacer una Penchicarda, aquel viejo truco donde, después de comer o cenar, revuelven una pendencia para irse sin pagar la cuenta de la frugal comelata. Tampoco han hecho una nueva Taifa o reunión de honorables maleantes, como aquella que los reunió durante la realización de la XVII versión del Forum 2000, en la vieja Praga, allá por septiembre del 2013, donde se encontraron tan ávidos de protagonismo como sórdidas malas intenciones, nada menos que el señorito Leopoldo López, coordinador nacional del derechista Voluntad Popular, con sus pares cubanos en eso de fabricar provocaciones y crear desórdenes bajo la dudosa bandera de la falsa democracia. De esta forma Yoani Sánchez, Manuel Cuesta Morúa, Antonio G. Rodiles, coordinador del proyecto Estado de SATS, Julio Aleaga, y Dagoberto Valdés, disfrazados de una trastrocada sociedad civil cubana, pactaron con los escuálidos adoloridos un remedo de pacto para derrumbar la obra de sus pueblos y retrotraer los logros históricos cosechados por sus pueblos en una indetenible andanada revolucionaria.

Sigue leyendo

Palabras en el acto de apoyo al proceso eleccionario realizado en Venezuela el 14 de abril de 2013.

 Por el Dr.C. Oscar Andrés Piñera Hernández.  Profesor del Departamento de Marxismo Leninismo de la Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos”

Desde hace varios años Venezuela es el principal laboratorio latinoamericano de transformaciones políticas y sociales. La propuesta de integración política, económica y social que encarna el proyecto bolivariano ha significado una espina clavada en el seno del otrora espacio natural de hegemonismo político del imperialismo norteamericano. El desarrollo del llamado socialismo del siglo XXI en Venezuela constituye un ejemplo de voluntad política, liderazgo, vinculación con las masas populares y ejercicio de la soberanía, que se erige como un ejemplo de sociedad alternativa en la cual tienen fijados sus expectativas los movimientos sociales de todo el mundo.

El pasado 14 de abril, con el proceso eleccionario en Venezuela, se ponía en juego no solo  la continuidad de dichas transformaciones políticas, sino la vigencia del pensamiento socialista,  la alternativa al neoliberalismo salvaje y excluyente, la consolidación de los procesos de integración latinoamericana que poseen en el ALBA su logro más concreto; en fin, la izquierda internacional se colocaba de nuevo en el vórtice principal de su existencia.

Sigue leyendo

Capriles y la nacionalización de los médicos cubanos

Publicado en abril 6, 2013 by

Jorge Ángel Hernández

En la medida en que avanza el abismo en la intención de voto en las encuestas venezolanas a favor de Nicolás Maduro, la desesperación en las filas de la oposición muestra actos que revelan su verdadera esencia injerencista. Abrumado por el trabajo de colaboración en salud del personal médico cubano, y acaso cansado de intentar plagiar, en sus promesas, los logros sociales indiscutibles de la revolución bolivariana, Capriles ha lanzado un llamado a la deserción de esos médicos cubanos. Y aunque las campañas presidenciales siempre dejan un abundante anecdotario, este gesto revela hasta qué punto se halla en consonancia con la preparación de la guerra estadounidense contra Venezuela.

Subrayo sus palabras: «Hoy se pone mucho acento en que tenemos en los centros de salud a los médicos cubanos y que gracias a ellos nuestro pueblo tiene salud. Escuchando tanto ¡Yo soy venezolano!, yo le ofrezco a todos esos médicos cubanos la nacionalidad de nuestra Venezuela».

Como se revelara en una de las filtraciones de WikiLeaks, que descubre el informe del entonces embajador, William Brownfield, en 2006, cinco puntos esenciales han marcado la campaña contra Hugo Chávez en la agenda estadounidense:

Sigue leyendo

Maduro: “El único miedo que podría tener es a fallar, pero siento que no fallaré”

El presidente encargado Nicolás Maduro se refirió al panorama que se vive en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en vísperas de las elecciones del próximo 14 de abril.

En una entrevista concedida al diario Panorama, el también candidato oficialista a la presidencia recordó los días vividos junto a Hugo Chávez desde que fue diagnosticado de cáncer, la dura etapa y el posterior desafío de continuar con el legado del líder revolucionario.

 —¿No hay riesgos de fractura dentro del Psuv para garantizar ese triunfo del que habla?
Estamos en el mejor momento de motivación, de compromiso con las ideas del presidente Chávez, de unión entre nosotros en el equipo de la dirección político-militar de la revolución, entre los cuadros más destacados y conocidos de la revolución, tenemos una relación de hermandad.

Este golpe de la pérdida del presidente Chávez ha sido terrible, trágico. Yo por lo menos, personalmente, en las mañanas cuando me levanto veo el techo y pienso en él, porque todas las mañanas me levantaba con la agenda del día y era a llamarlo, bueno para uno es increíble que ya no esté físicamente, pero eso nos ha motivado mucho a asumir nuestras responsabilidades, no es fácil, porque efectivamente Chávez es un gigante y nosotros somos gente normal, común y corriente, el único que puede llenar el espacio del gigante Chávez es el pueblo, el otro gigante, son los dos gigantes y nosotros, articuladores de este proceso que es complejo pero que va a salir bien (…).

Sigue leyendo