Trump, Marco Rubio y la migración cubana

 por Angel Guerra Cabrera

Desde su campaña presidencial Trump se dedica a crear un clima de odio racial, religioso y político dentro y fuera de Estados Unidos.
Rompió con el Acuerdo de París sobre cambio climático y lo mismo hizo respecto a la Unesco. Se negó a certificar el cumplimiento de Irán en el acuerdo nuclear, pese a que nadie objeta la observancia más estricta de sus términos por el país persa. Ahora viaja por Asia enfrascado en la venta de armas y caldeando con su misma presencia y palabras el peligrosísimo conflicto con Pyongyang, que podría solucionarse mediante el diálogo, pero con las provocaciones trumpianas puede llevar a una guerra nuclear.

El agresivo grupo imperialista que representa Trump no está dispuesto a aceptar que ya Estados Unidos no puede ejercer la hegemonía casi en solitario como lo hizo después del derrumbe de la Unión Soviética ni admitir el hecho irreversible de la multipolaridad. No desea aceptar disensiones, mucho menos de países pequeños.

Sigue leyendo

Fijemos posiciones políticas, ante oponentes ideológicos, y la disyuntiva histórica de revolución vs contrarrevolución.

Estudiantes de la Universidad de Matanzas firman masivamente el libro de condolencias, ante la muerte del líder de la Revolución Cubana Fidel Castro.

Por el Dr. C. Alfonso Alonso Franquiz

En mi condición de profesor universitario de las ciencias sociales me encontraba –a inicios del 2016- realizando una superación pos-doctoral en Rusia, cuando hube de fijar posiciones políticas –en un artículo parecido a este- ante la avalancha de posiciones reformistas y anexionistas, de toda laya y matices, que se ¨lanzaron¨ cuando la visita del Presidente Obama a Cuba.

Hubo juramentos de fe, rasgados de ropa, promesas de compromiso y también actitudes francamente condenatorias (desde posiciones de la ultra-derecha anticubana y mundial) de que Obama no fuera a Cuba y que dejara intacta la política de agresiones, bloqueos, amenazas y tensiones de todo tipo. Todos, de un modo u otro, pro-capitalistas imperiales y acérrimos enemigos de la Revolución Cubana, manifestándose en los medios de difusión y las redes sociales.

Sigue leyendo

El reto cultural ante el nuevo escenario de las relaciones con EEUU.

Por Elier Ramírez Cañedo

Intervención en la plenaria del X Congreso de la UJC

En menor o mayor medida, Cuba ha sido impactada por las influencias de la cultura norteamericana en la Isla durante más de dos siglos. No podía ser de otra forma debido a la cercanía geográfica y los vínculos históricos existentes desde el surgimiento de ambas naciones. En el siglo XIX ya se encuentran estas influencias de la cultura norteamericana en la isla, pero es en los años de la república neocolonial burguesa que alcanzan su mayor auge, aunque siempre existieron espacios de resistencia cultural que mantuvieron incólumes lo más autóctono de nuestra identidad nacional, manifestados en algunos momentos dentro del pensamiento antiinjerencista y en otros llegaba a ser antimperialista. Esto tuvo expresiones en el teatro, la poesía, la literatura, la historiografía, el periodismo y en otras manifestaciones artísticas, literarias e intelectuales, incluso en las primeras dos décadas de república neocolonial burguesa, a pesar de la falsa percepción que existe de que este período fue de un adormecimiento total de la conciencia nacional.

Sigue leyendo

Cuba-EEUU: ¿y ahora qué?

 por  Ángel Guerra Cabrera/ La Jornada

La pregunta es muy legítima pues después de dos años de diálogos (secretos hasta el 17 de diciembre y públicos a partir de ese momento), han ocurrido evoluciones muy favorables si las comparamos con la situación de hostilidad mutua que tiñó las relaciones entre los dos países desde enero de 1959 y hasta la fecha antes mencionada.

Solamente durante las dos semanas anteriores ocurrieron dos acontecimientos muy importantes: la sección de intereses y futura embajada de Cuba en Washington pudo abrir una cuenta bancaria al recibir la entidad operadora una licencia del Departamento del Tesoro; más trascendente aún: Cuba fue excluida de la lista de países patrocinadores del terrorismo, que aparte de no haber justificación válida para que un país se arrogue el derecho de elaborarla unilateralmente, en todo caso, no existió nunca razón moral ni legal para incluir a La Habana.

Sigue leyendo

El 17 de diciembre: oportunidad y reto (Tercera Parte).

Jeff Flakes (izq.) y Marcos Rubio (der.) dos posiciones diferentes respecto a Cuba. Foto durante la reciente audiencia congresional sobre la nueva política de EEUU hacia Cuba.

Por: MSc. Arnold Pérez Marrero, profesor Asistente. Departamento de Preparación para la Defensa. Universidad de Matanzas.

Si en su época José Antonio Saco(1797-1879) se opuso fervientemente a la anexión de Cuba a los EE.UU. por considerar que ello conllevaría a la absorción de Cuba por aquel país y la pérdida de la nacionalidad cubana; en la actualidad la propuesta de Obama pretende, mediante la gradual y sistemática introducción en nuestra sociedad de los valores y el modo de vida estadounidense, extinguir paulatinamente nuestra identidad nacional, que equivale a destruir la nacionalidad cubana sin necesidad de la anexión.

Nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz ha dicho que: “La lucha es el único camino de los pueblos en la actualidad para alcanzar una comunidad en la cual vivir con justicia social y decoro, la antítesis del capitalismo y los principios que rigen el odioso e injusto sistema.  En la dura batalla por esos objetivos, el peor enemigo es el instinto egoísta del ser humano.  Si el capitalismo significa la constante utilización de ese instinto, el socialismo es la batalla incesante contra tal tendencia natural.”53

Nuestro Héroe Nacional José Martí, profundo conocedor de la sociedad estadounidense, nos dejó una brillante caracterización de los “valores” de esa sociedad, que hoy pretenden imponernos:

Sigue leyendo

El 17 de diciembre: oportunidad y reto (Segunda Parte)

 Por el MSc. Arnold Pérez Marrero, profesor Asistente del Departamento de Preparación para la Defensa. Universidad de Matanzas.

Desde Washington, sin el menor recato, nos dicen que seguirán financiando programas para la “democracia” en Cuba. Nuestra democracia: la cubana, es perfectible, pero perfectible por los cubanos y para los cubanos, sin que nadie tenga que financiarla. Jamás podemos permitir que alguien venga a imponernos su democracia, que en este caso se trata de la democracia burguesa, aquella que tan lamentables recuerdos ha dejado en la memoria del pueblo cubano.

El “cambio positivo” y “las reformas” los iniciamos en Cuba con el triunfo de la Revolución que le otorgó a nuestro país la verdadera independencia, soberanía y autodeterminación. El “cambio positivo” y “las reformas” los iniciamos ese memorable día en que Cuba se sacudió para siempre las cadenas del neocolonialismo estadounidense y los continuamos hoy, con la implementación de los Lineamentos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobados en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, después que fueran sometidos al análisis de todo el pueblo de Cuba en el que“…participaron 8 millones 913 mil 838 personas en más de 163 mil reuniones efectuadas en el seno de las diferentes organizaciones, registrándose una cifra superior a tres millones de intervenciones”25.

Sigue leyendo

El mundo de hoy supera lo imaginado por Orwell.

La realidad ante la que se encuentra la sociedad tras las revelaciones de Edward Snowden supera lo que el novelista británico George Orwell describe en su famosa anti-utopía ’1984′, sostiene el redactor Alan Rusbridger.

El mundo celosamente vigilado de la novela de George Orwell ’1984′ es una asociación difícil de soslayar tras las desclasificaciones de documentos sobre las actividades de los servicios secretos estadounidenses y europeos.

Orwell nunca habría podido imaginar algo tan completo como este concepto de vigilar a cada uno todo el tiempo

Como explicó Alan Rusbridger, redactor jefe del diario británico ‘The Guardian’ en una conferencia que ha dado este lunes en Nueva York, “Orwell nunca habría podido imaginar algo tan completo como este concepto de vigilar a cada uno todo el tiempo”. El periodista subrayó que, aunque por ahora no se trate del totalitarismo, la infraestructura creada podría ser peligrosa si cae en las manos inapropiadas.

Sigue leyendo

The Obama Regime.

 Por Atilio A. Boron

Es una práctica profundamente arraigada que los gobiernos opuestos a la dominación norteamericana sean rutinariamente caracterizados como “regímenes” por  los grandes medios de comunicación del imperio, los intelectuales colonizados de la periferia y aquellos que el gran dramaturgo español Alfonso Sastre ha  magistralmente calificado como “intelectuales bienpensantes.”

La palabra “régimen” adquirió en la ciencia política una connotación profundamente negativa, misma que no estaba presente en su formulación original. Hasta mediados del siglo veinte se hablaba del “régimen feudal”, de un “régimen monárquico”, o de un “régimen democrático” para aludir al conjunto de leyes, instituciones y tradiciones políticas y culturales que caracterizaban a un sistema político.  Pero con la Guerra Fría y, después, con la contrarrevolución neoconservadora, el vocablo mudó completamente su  significado.

Sigue leyendo