Venezuela candente.

 Por Ignacio Ramonet

El año 2016 podría ser de alta conflictividad en Venezuela. Por razones internas y por razones externas.

En el plano interior, la amplia victoria en las elecciones legislativas del pasado 6 de diciembre de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) configura una Asamblea Nacional controlada –por mayoría cualificada, y por primera vez desde 1999– por fuerzas hostiles a la revolución bolivariana. Pero en cuyo seno, la bancada chavista del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) sigue siendo la más numerosa con 51 diputados. Lo cual permite augurar, a partir del 5 de enero, un enfrentamiento dialéctico de alta intensidad.

Con el control de los dos tercios de la cámara legislativa, la oposición cree sin duda que ha llegado la hora de la revancha y sueña con deconstruir pieza a pieza la revolución bolivariana. Teóricamente podría hacerlo. La Constitución lo permite siempre que se cuente también con el apoyo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), que hace funciones de Tribunal Constitucional, y del Poder Ciudadano (integrado por el Defensor del Pueblo, la Fiscal General y el Contralor General de la República [1]). Pero sería un gravísimo error. La MUD no debe confundirse. Porque está claro –un simple análisis de los resultados lo demuestra– que los electores no le han dado mandato para ello, ni potestad absoluta para gobernar jurídicamente. El enfrentamiento institucional podría ser frontal y brutal [2].

Sigue leyendo

Maduro: “El único miedo que podría tener es a fallar, pero siento que no fallaré”

El presidente encargado Nicolás Maduro se refirió al panorama que se vive en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en vísperas de las elecciones del próximo 14 de abril.

En una entrevista concedida al diario Panorama, el también candidato oficialista a la presidencia recordó los días vividos junto a Hugo Chávez desde que fue diagnosticado de cáncer, la dura etapa y el posterior desafío de continuar con el legado del líder revolucionario.

 —¿No hay riesgos de fractura dentro del Psuv para garantizar ese triunfo del que habla?
Estamos en el mejor momento de motivación, de compromiso con las ideas del presidente Chávez, de unión entre nosotros en el equipo de la dirección político-militar de la revolución, entre los cuadros más destacados y conocidos de la revolución, tenemos una relación de hermandad.

Este golpe de la pérdida del presidente Chávez ha sido terrible, trágico. Yo por lo menos, personalmente, en las mañanas cuando me levanto veo el techo y pienso en él, porque todas las mañanas me levantaba con la agenda del día y era a llamarlo, bueno para uno es increíble que ya no esté físicamente, pero eso nos ha motivado mucho a asumir nuestras responsabilidades, no es fácil, porque efectivamente Chávez es un gigante y nosotros somos gente normal, común y corriente, el único que puede llenar el espacio del gigante Chávez es el pueblo, el otro gigante, son los dos gigantes y nosotros, articuladores de este proceso que es complejo pero que va a salir bien (…).

Sigue leyendo

Chávez se bañó de un mar de pueblo en Portuguesa

El candidato socialista Hugo Chávez indicó este lunes que el próximo 7 de octubre pudiera ganar las elecciones presidenciales en el estado Portuguesa con más del 80% de los votos.

“Ganará el fervor venezolano y el orgullo nacional. Yo creo que aquí en Portuguesa podemos ganar por encima del 70% de los votos ¿Qué creen ustedes? El Comando del Polo Patriótico cree que con 80%”, lo que fue contestado por una multitud, congregada en la Avenida Circunvalación de Acarigua, a unísono, con la palabra “¡Ochenta, ochenta!”.

El candidato del PSUV reiteró que confía en el apoyo del pueblo de Portuguesa, puesto que en las elecciones de hace seis años el proyecto revolucionario ganó en esa entidad “con el 77 % de los votos”.

En Portuguesa, Chávez ganó las elecciones presenciales de 2006 con 274.112 votos, lo que se traduce en un 77,06%.

Sigue leyendo