A Cuba no la tendrán jamás.

“Le aseguro que no tendrán jamás a Cuba”.

 Por Andrés Gómez*

Miami.- Ya Fidel lo dijo de una manera similar al título de este trabajo. En su Manifiesto al Pueblo de Cuba el 17 de junio de 2007, dirigiéndose al segundo presidente Bush y a sus planes guerreristas e intervencionistas de aquel entonces con respecto a Cuba, finalizó Fidel aquel documento con la aseveración: “Le aseguro que no tendrán jamás a Cuba”. Unas líneas antes escribió: “Pronto se cumplirá un año desde que enfermé, y cuando estaba entre la vida y la muerte, expresé en la Proclama del 31 de julio del 2006: “No albergo la menor duda que nuestro pueblo y nuestra Revolución lucharán hasta la última gota de sangre.”

Doce años después un nuevo gobierno en Washington retoma las siempre presentes ansias de dominio imperial y arremete con todo su poderío contra los procesos revolucionarios en Venezuela y Cuba.

Sigue leyendo

Una pregunta pertinente.

Somos los herederos de heroicas tradiciones de lucha

Por Iroel Sánchez

El 15 de marzo de 1878, en el lugar conocido como Mangos de Baraguá, Santiago de Cuba, el General Antonio Maceo rechazó un acuerdo que le ofrecía el máximo representante de España en esta Isla por no contener las dos banderas por las que llevaban una década de lucha armada los cubanos: la independencia del país y la abolición de la esclavitud. El imperio español había logrado la división de los patriotas cubanos con el llamado Pacto del Zanjón pero no pudo sumar a su estrategia a quien se había convertido en el más admirado de los combatientes surgidos de la clases populares que se unieron a la Revolución de 1868 y que no se cansó de luchar por los objetivos revolucionarios.

Aquel acto de Maceo es venerado en Cuba, de los contemporáneos que lo atacaron por no pactar una paz sin independencia no se acuerda nadie. El 19 de febrero del 2000 en la misma arboleda de Baraguá, en medio de la lucha por el regreso del niño Elián González a Cuba, se hizo el Juramento de Baraguá, cuyo principal inspirador fue el ComandanteFidel Castro. Poco después Elián regresó a Cuba y comenzó la batalla por el retorno de los cinco héroes antiterroristas que este 17 de diciembre volvieron a su país, como preconizara Fidel el 13 de junio de ese mismo año.

Sigue leyendo

Y váyase la USAID…

Silvio Rodríguez

Por Silvio Rodríguez

Las revelaciones de AP sobre el insistente programa de la USAID contra Cuba están llenas de anécdotas, pero sobre todo dejan una clara enseñanza de manipulación e injerencia. También abren incógnitas. Pero la vida enseña que todo no se puede saber en un día.

En la entrevista con la AP le comenté a los periodistas que las operaciones encubiertas eran una práctica demasiado antigua para que desaparecieran. Lo dije recordando que el finlandés Mika Waltari, en una de mis novelas favoritas, contaba que en la era de los faraones el médico Sinuhé fue enviado, si mal no recuerdo, a Siria, para indagar sobre los jefes de aquel país, sus armas y las características de sus carros de guerra. Como fue una lectura de adolescencia, no me extrañó lo que después contaron Graham Greene y John Le Carré. También por eso reí cuando supe que “servicios especiales” habían pinchado el teléfono de Angela Merkel, quien seguramente protestó por política y no porque le sorprendiera.

Es una verdad histórica que cada parte cuenta lo que cree, como también que se suele contar hasta donde conviene. El mundo es tan alucinante que puede haber hasta quien cuente por dinero. Pero existe un mito absurdo sobre eso, porque más determinante que el dinero es lo que se piensa.

Sigue leyendo

EEUU pagó a raperos para cambio de régimen en Cuba: Investigación de AP.

El Rap es guerra

 LA HABANA (AP) — A principios de 2009, un contratista de una entidad federal de Estados Unidos envió a un promotor musical a Cuba con la orden de reclutar a uno de los raperos más conocidos de La Habana para desatar un movimiento juvenil en contra del gobierno cubano.

Se trataba de un proyecto, en la Cuba comunista, que podía haber llevado a la cárcel al promotor serbio Rajko Bozic. Así que cuando le hizo su propuesta al artista Aldo Rodríguez, Bozic no le mencionó sus verdaderas intenciones, ni que estaba trabajando para la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Con su peinado rasta, su cuerpo musculoso y tatuado, Aldo era un héroe en el mundo ‘underground’ del hip-hop cubano por las letras de sus canciones que protestaban por el control del gobierno cubano sobre aspectos de la vida diaria, en piezas como “El rap es guerra”, palabras que tiene escritas en un antebrazo.

El y su grupo, Los Aldeanos, estaban a punto de caer, sin saberlo, en un enfrentamiento entre Washington y La Habana, según muestran miles de páginas de documentos obtenidos por The Associated Press y decenas de entrevistas. En momentos que el gobierno cubano volvía su mirada al grupo de Aldo —su primer disco se llamó “Censurado”— Bozic fue enviado a subirle el volumen a sus canciones de protesta.

Sigue leyendo

La NED sigue apo$tando al duro en la subversión contra Cuba

 Luis Miguel Rosales
Como es ya tradicional, la NED acaba de publicar su informe anual de trabajo correspondiente al año 2011, donde vuelve a quedar plasmado el dinero que esta institución norteamericana destina para promover la contrarrevolución cubana.[1]
En este sentido vale señalar que la NED reconoce que su trabajo contra Cuba se encaminó a trabajar con aquellos sectores insertados en el trabajo por cuenta propia,
buscando utilizar este sector con fines contrarrevolucionarios, sin abandonar a los tradicionales receptores del apoyo financiero yanqui en Cuba. Asimismo, destinó cuantiosos recursos para utilizar el acceso a los últimos adelantos científico-técnicos y de comunicaciones a “periodistas” y a jóvenes que respondan a los intereses norteamericanos en la Isla.
Otras líneas generales del trabajo contra Cuba desarrollado por la NED en el 2011 se relacionan con el abastecimiento a los denominados “actores emergentes” en Cuba (jóvenes, artistas, blogueros, mujeres e iglesias) y el apoyo brindado a los ex reclusos cubanos que salieron hacia España como parte de los acuerdos entre los gobiernos cubano y español y la Iglesia Católica Cubana. Con ese apoyo se ha financiado todo el trabajo que han desarrollado estos ex presos, en su mayoría delincuentes comunes, contra Cuba en otros países.

Sigue leyendo