Venezuela en la hora de los hornos.

“Bandas armadas destruyen y matan lo que sea ante una policía poco menos que indefensa”, dice Atilio Borón sobre la siituación en Venezuela. Foto: Carlos Garcia Rawlins/ Reuters,

 Por Atilio Borón

La dialéctica de la revolución y el enfrentamiento de clases que la impulsa aproxima la crisis venezolana a su inexorable desenlace. Las alternativas son dos y sólo dos: consolidación y avance de la revolución o derrota de la revolución. La brutal ofensiva de la oposición -criminal por sus métodos y sus propósitos antidemocráticos- encuentra en los gobiernos conservadores de la región y en desprestigiados ex gobernantes figurones que inflan su pecho en defensa de la “oposición democrática” en Venezuela y exigen al gobierno de Maduro la inmediata liberación de los “presos políticos”.

Sigue leyendo

El significado de una bandera quemada por la oposición en Venezuela.

Miembros de la oposición venezolana queman una bandera cubana. Foto: AP.

 Por Aline Pérez Neri

“Deme Venezuela en qué servirle, ella tiene en mí un hijo” José Martí

Cuando la ignorancia, la impotencia, la cerrazón, el odio y el resentimiento van de la mano, el resultado es esta imagen que se ha hecho viral en la red de la “pacífica y democrática” oposición venezolana, a la que ese norte violento y brutal manipula cual marioneta de papel.

¡Vaya atrevimiento!

Indignación es lo primero que cualquier ser humano que se considere digno siente al verlos quemando la bandera cubana, bandera de la solidaridad inmensa y hasta desmedida, la de los valores y principios, la que no se deja ni dejará pisotear. La de la firme consigna hecha acción de “No a la guerra, sí a la paz”.

Sigue leyendo

La “oposición democrática” en Venezuela: Peor que el fascismo.

magen de la violencia generada por la oposición venezolana frente al Parlamento. Foto: Carlos Garcia Rawlins/ Reuters.

 Por Atilio Borón

La secuencia de los acontecimientos que tienen lugar en la República Bolivariana de Venezuela demuestran que la estrategia de la mal llamada “oposición democrática” es una conspiración sediciosa para destruir el orden democrático, arrasar las libertades públicas y aniquilar físicamente a las principales figuras del chavismo, comenzando por el mismísimo presidente Nicolás Maduro, su familia y su entorno inmediato. Los opositores están recorriendo metódicamente los pasos indicados por el manual desestabilizador de “no violencia estratégica” (¡sic!) del consultor de la CIA Eugene Sharp.

No puede haber el menor equívoco en la interpretación de las criminales intenciones de esa oposición y de lo que, si llegaran a triunfar, serían capaces de hacer. Si sus jefes lograsen involucrar militarmente a Estados Unidos en la crisis venezolana propiciando la intervención del Comando Sur –con la tradicional colaboración militar de los infames peones de Washington en la región, siempre dispuestos a respaldar las aventuras de sus amos del Norte- arrojarían una chispa que incendiaría la reseca pradera latinoamericana. Las consecuencias serían catastróficas no sólo para nuestros pueblos sino también para Estados Unidos que seguramente cosecharía, como en Girón, una nueva derrota en nuestras tierras.

Sigue leyendo